La vacuna sí funciona

Imagen de una manifestación de negacionistas de la Covid que tuvo lugar en septiembre en Irún (País Vasco).
Imagen de una manifestación de negacionistas de la Covid que tuvo lugar en septiembre en Irún (País Vasco).
Unanue / Europa Press

José Sacristán (lo ha recogido este periódico) llama "imbéciles" a los antivacunas y propone que, cuando pillen el virus, se les haga pagar el tratamiento. A mí me parece poco eso. Yo propondría buscar la famosa isla de Robinson Crusoe y meterlos a todos allí. Por supuesto sin internet, que es el arma más peligrosa que tienen, más aún que su fanatismo. O más en serio: exigir el certificado de vacunación para ir a comprar el pan, para bajar al metro, para ir al bar. Para andar por la calle. Para todo.

En los últimos días, con los latigazos de la variante Ómicron, estos sinvergüenzas están crecidos y difunden por sus redes un bulo atroz: que la vacuna no funciona, que las mutaciones del virus la convierten en inútil. Eso es mentira. Hablen con los médicos, escuchen a las autoridades sanitarias. La vacuna baja en efectividad con el paso del tiempo y es probable que todos necesitemos, antes o después, una dosis de refuerzo, contra la Ómicron o contra lo que venga. Que vendrá. Porque las mutaciones del virus se producen en países donde la población vacunada es muy escasa. Eso es toda África. Y esas variantes muerden, en nuestro ‘primer mundo’, sobre todo allí donde los que se niegan a vacunarse son más numerosos.

Si usted está vacunado, es posible que se contagie. Pero quizá ni se entere, porque la agresividad del virus baja muchísimo. Y si usted no se ha querido vacunar y pilla el virus, sepa una cosa: a mí no me da la más mínima pena. Tiene lo que se merece, ni más ni menos.

Hablen con los médicos, con la gente que sí sabe. No se fíen del Twitter, del Youtube, de los esparcidores de bulos. No hagan caso de los mentirosos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento