Lourdes Benavides  Responsable de Países frágiles de Oxfam Intermón
OPINIÓN

La lucha contra el cambio climático y la desigualdad extrema: un asunto urgente para la próxima década

Momentos finales de la cumbre del clima, celebrada en Glasgow.
Momentos finales de la cumbre del clima, celebrada en Glasgow.
EFE

Se ha repetido hasta la saciedad: nos jugamos mucho en la cumbre del clima que se celebró en Glasgow estos días. Si superamos el 1,5 °C de calentamiento global, pondremos en riesgo a toda la humanidad (según nos dicen los científicos). Por ello, los gobiernos deben comprometerse a reducir drásticamente sus emisiones de carbono de aquí a 2030, tal y como prometieron en 2015 y quedó ratificado en el Acuerdo de París.

Pero no todo el mundo contamina por igual. Los países más afectados por el calentamiento global son también los que menos contribuyen al cambio climático, ¡una ecuación doblemente injusta! De hecho, algunos, como la primera ministra de Barbados o el presidente de Madagascar, hicieron discursos demoledores en la COP26.

Las crisis del clima y de la desigualdad deben abordarse conjuntamente y esto incluye medidas para limitar el consumo de carbono de lujo

Además, están los ricos de entre los ricos. La huella de carbono del 1% más rico de la Tierra será 30 veces mayor que el nivel compatible con un objetivo de 1,5 °C del Acuerdo de París en 2030, según un nuevo estudio publicado por Oxfam Intermón sobre la huella per cápita. Mientras, la mitad más pobre de la población mundial seguirá emitiendo muy por debajo del nivel de 1,5 °C en 2030. Las crisis del clima y de la desigualdad deben abordarse conjuntamente y esto incluye medidas para limitar el consumo de carbono de lujo, como los megayates, los jets privados y los viajes espaciales.

Por tanto, los líderes mundiales deben centrarse en conseguir mayores recortes de emisiones para 2030 y, para ser justos, deben garantizar que las personas más ricas del mundo sean las que realizan los recortes más radicales. Ellas pueden acelerar este proceso de forma drástica, llevando un estilo de vida más ecológico y dirigiendo su influencia política y sus inversiones hacia una economía baja en carbono.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento