El estallido chileno, una oportunidad para todas

Julia García  Coordinadora de Ciudadanía de Oxfam IntermónOPINIÓN
Cientos de personas celebran en Santiago de Chile el resultado del referéndum para reemplazar la Constitución.
Cientos de personas celebran en Santiago de Chile el resultado del referéndum para reemplazar la Constitución.
ELVIS GONZÁLEZ / EFE

Destitución de la Constitución pinochetista de 1980. Una nueva carta magna redactada, por primera vez en el mundo, de forma paritaria entre hombres y mujeres, con 17 escaños reservados para representantes de los pueblos originarios. Una enmienda al neoliberalismo. Estos anhelos se han materializado este fin de semana en el país latinoamericano donde se ha votado por sufragio universal a los 155 representantes que darán forma a la nueva Constitución.

No son 30 pesos, son 30 años de crecientes inequidades y progresiva pérdida de confianza en las élites políticas

Las elecciones para la Asamblea Constituyente tienen su origen en las masivas movilizaciones de octubre de 2019. El revulsivo se produjo como resultado del aumento de tarifas en el transporte público en Santiago de Chile. Sin embargo, como proclamaba una consigna popular que rápidamente se extendía por todo el país: No son 30 pesos, son 30 años de crecientes inequidades y progresiva pérdida de confianza en las élites políticas y en el sistema democrático, que provocaron un estallido social a finales de aquel año, hoy transformado en un proceso social participativo de cara a una nueva Constitución.

Este estallido social nos hace recordar a la conquista de las plazas del movimiento 15M demandando Democracia real Ya que, este mismo fin de semana, cumplía 10 años. También a las protestas desencadenadas estos días en Colombia. Esta vez fue la reforma tributaria fallida la que actuó como la gota que colmó el vaso de una ciudadanía hastiada de tanta precariedad económica y cierre de espacios civiles.

La oportunidad que tiene Chile de diseñar un Estado social y de derecho sobre nuevos cimientos democráticos es única y abre una ventana para Latinoamérica, con contextos que atraviesan crisis similares, y para el mundo. Los anhelos de este fin de semana son los de todas y todos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento