Un tiempo muerto para la sanidad andaluza, por favor

Juan Carlos Blanco  Periodista y consultor
El SAS niega que haya saturación en las Urgencias y asegura que se refuerzan los hospitales ante la gripe
El SAS niega que haya saturación en las Urgencias y asegura que se refuerzan los hospitales ante la gripe
20M EP

Una obviedad: no es lo mismo gobernar que estar en la oposición. Y un ejemplo: cuando el PP de Andalucía estaba en la oposición, describía la sanidad pública de esta tierra con los adjetivos más descalificadores que podían encontrar en los diccionarios. Esto era un Apocalipsis semanal. Y punto. Sin embargo, ahora que lleva ya un año en San Telmo, el doctor Jekyll que todo lo veía terrible en cuanto que pensaba en un quirófano se ha transmutado en un mister Hyde dispuesto a encontrar un brote verde detrás de cada bata blanca.

Pero el bucle continúa. Las mareas siguen siendo igual de blancas, los justicieros de guardia como Spiriman han vuelto a la calle, la oposición hace bandera (sólo que ahora con el PSOE en el papel que antes tenía el PP) y los profesionales siguen avisándonos de que así no pueden seguir.

Bien, vale, puede que necesitemos más dinero y una gestión más eficiente de la sanidad andaluza; pero lo que es seguro es que necesitamos más mesura cuando hablamos de ella, y, sobre todo, lo que necesitamos es un tiempo muerto para pararnos a pensar en el daño que le estamos haciendo a la imagen de la sanidad en Andalucía por nuestra incapacidad para afrontar un debate sobre sus problemas que se aleje de los cortoplacismos histéricos de la contienda política

Ese debate se lo debemos a todos los ciudadanos, pero, sobre todo, a los más de cien mil profesionales andaluces que dedican todo lo mejor que tienen a luchar para que podamos seguir sintiéndonos orgullosos de la sanidad que tenemos. Aunque sólo sea por ellos, bien valdría la pena que lo intentáramos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento