Ayuso, alumna aventajada de Torra

Joaquim Coll  Historiador y articulista
Ayuso protesta por permanecer en la Fase 0 de la desescalada
Ayuso protesta por permanecer en la Fase 0 de la desescalada
Europa Press

Si Quim Torra hubiera denunciado que “nos tienen rehenes, amordazados” y que el Gobierno español quiere provocar “la ruina” de Cataluña no nos habría sorprendido lo más mínimo. Los dirigentes separatistas llevan años diciendo cosas parecidas, al tiempo que se las dan de adalides de la libertad. 

Lo sorprendente es que eso mismo haya declarado la presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Lo afirmó en rueda de prensa como respuesta a la segunda negativa del Ministerio de Sanidad a su petición de pasar a la fase 1. La evaluación de los funcionarios del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias, con un larga trayectoria profesional y que ya estaban allí antes de que llegara Salvador Illa, seguro que es discutible, pero lo que no tiene sentido es calificarla de decisión política con la finalidad de perjudicar a Madrid. 

Como también era absurdo pensar que había una voluntad de discriminar a la Comunidad Valenciana, presidida por el socialista Ximo Puig, cuando Sanidad decidió que gran parte de esa región debía quedarse una semana más en fase 0. Ahora bien, el Gobierno actuaría mejor si hiciera públicos esos informes en lugar de filtrarlos como sucedió el sábado para contraatacar las acusaciones de Ayuso.

La dirigente de Madrid no puede ser separatista, claro está, pero recurre al agravio territorial y al argumento de la persecución política. Ayuso llegó a decir que “si hubiéramos pedido lo contrario, el Gobierno hubiera decidido que podíamos pasar”. 

Practica una especie de separatismo inverso cuando afirma que la unidad de España o la Constitución están en peligro

Definitivamente, a Torra le ha salido una alumna aventajada a la que solo le falta colgarse un lazo. Practica una especie de separatismo inverso cuando afirma que la unidad de España o la Constitución están en peligro porque el mando único que ejerce Sanidad le secuestra sus competencias. Si la izquierda abusa de la superioridad moral, la derecha de los salvamientos patrióticos.

Afortunadamente, más cabeza demuestra tener su vicepresidente, el naranja Ignacio Aguado, que le ha recordado que “para hacer oposición a Sánchez está el Congreso”. Y que no es conveniente alentar desde la Comunidad las manifestaciones del barrio de Salamanca.

Y en medio de todo este lamentable espectáculo se nos fue Juan Genovés, el artista de El Abrazo, obra icónica de la Transición que representa la reconciliación entre españoles tras la muerte de Franco. Ante la mayor hecatombe desde la Guerra Civil, nos falta concordia y unidad porque lo que viene ahora va a ser muy difícil socialmente. Por fortuna, los abrazos volverán en verano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento