Borràs

Laura Borràs tras ganar las primarias de JxCat.
Laura Borràs tras ganar las primarias de JxCat.
JxCat / ACN

El activista presidente ahora inhabilitado, Quim Torra, estará contento. Laura Borràs, su más aplicada seguidora y fan será la candidata a la presidencia de la Generalitat por JxCat.

Si Borràs llega a la presidencia y no es inhabilitada por causas judiciales pendientes, nos prometerá otro “momentum”. Es decir, tendríamos mucha poesía y simbolismo, pero que, en realidad, como se sabe, es humo. Bueno, humo no, es retroceder cada día un poco más.

Con todo y por mucha poesía que se haga y apelaciones al realismo mágico, la realidad es que en estos momentos solo los más fanáticos y los que tienen el sueldo garantizado están más pendientes de la independencia que de la supervivencia.

La elección de Laura Borràs como presidenciable de JxCat otorga más razón, todavía, a los que no quisieron someterse a los trágalas de un movimiento populista que, sin tener en cuenta que lo deben todo a Convergència, como Puigdemont, abjuran de su pasado sin ninguna clase de rubor. Pero eso sí, hablan de solvencia. ¿De qué solvencia?, ¿de la suya?

Para saber de qué clase de solvencia hablan, solo se tienen que leer las intervenciones de Quim Torra en el Parlament o su discurso de investidura. Nada más. La cuestión es seguir manteniendo la retórica de la confrontación, el engaño y la manipulación sentimental para garantizarse el poder y/o el modus vivendi.

Si se quiere la independencia, no hay otra alternativa que sumar, ser muchos más que el 50%. La confrontación con el Estado, como estrategia, solo resta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento