80.202

Miles de fallecidos en el Palacio del Hielo de Madrid, la morgue de España en la primera ola.
Miles de fallecidos en el Palacio del Hielo de Madrid, la morgue de España en la primera ola.
JORGE PARÍS

No es el Gordo de Navidad, aunque sí que es un Gordo, pero de suma tristeza, impotencia y rabia: 80.202 es el exceso de defunciones registradas en España entre el 15 de marzo, cuando comenzó la primera ola del coronavirus, y el 27 de diciembre de 2020, en relación al mismo periodo del 2019.

El dato no lo da cualquiera. Es oficial y corresponde al Instituto Nacional de Estadística, el INE.

El ministro candidato da otras cifras; evidentemente, menores: 53.769 a día 18 de este mes. Una vergüenza. Una vergüenza que haya tantas muertes y una vergüenza que se haga política escondiendo las defunciones.

El recuento político, no se puede decir de otra manera, es, de entrada, inmoral, y solo incluye en su cálculo a aquellas personas fallecidas que se ha confirmado que tenían coronavirus. Es decir, que los 30 mil muertos de más que ha habido deben ser algo así como ingeniería financiera o porque les dio por morirse en plena pandemia para perjudicar al gobierno, ¿verdad?

El ministro candidato ordenó la publicación de una orden para que todas las comunidades contaran de la misma manera. Que yo sepa, solo Madrid y Catalunya facilitan también los datos de los fallecidos con síntomas compatibles de Covid-19.

No se crean ustedes que España es el único país que cuenta como le da la gana para maquillar el número real de muertos. No. Empezando por la OMS, que está totalmente instrumentalizada por las grandes potencias y sus intereses, todos o casi todos engañan. Y luego dicen que el ciudadano desconfía de los políticos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento