Código abierto

Empresa valenciana fabrica protecciones faciales para sanitarios
Unos trabajadores fabrican máscaras de protección para sanitarios.
Europa Press

Talento y avances al alcance de todos. No están los tiempos para patentes o exclusivas. Lo que uno aprende lo deja ahí para el resto, para que quien quiera o pueda lo utilice y luego pueda incluso mejorar o avanzar en ese descubrimiento. Se trata de sumar esfuerzos, de sumar talento.

Desde hace semanas investigadores, matemáticos, científicos, expertos, ingenieros, llevan trabajando para luchar contra el coronavirus y lograr tapar los boquetes que esta pandemia va dejando. Lograr construir en tiempo récord hospitales de campaña, equipos de protección o mascarillas para los sanitarios. Y lo que más urge ahora mismo, respiradores.

Ingenieros de toda España llevan trabajando conjuntamente semanas para lograr fabricar respiradores con impresoras 3D. Los diseños, los prototipos, los dejan colgados en lo que llaman "código abierto", es decir, que cualquiera lo pueda consultar, copiar, mejorar, coger para su propio uso, aquí o en cualquier parte del mundo. Es talento al alcance de todos. Ahí, en la inmensa de la red, en la nube. 

"Es maravilloso ver cómo todos están sumando esfuerzos por lograr parar esta pandemia"

No están los tiempos para ponerse exquisitos. Se trata de sumar y de, entre todos, lograr parar el avance de un bicho que está dejando una sociedad mermada, privada de toda una generación: la de sus mayores. Seguramente la generación que menos se merecía un final así, en soledad. Los que lucharon por la libertad, los que pasaron hambre tras la guerra, los que nos tendieron la mano para ayudarnos a salir de la crisis en 2008, están muriendo solos, en hospitales, aislados y sin el consuelo de los suyos. Y el tiempo corre en su contra.

Varias empresas punteras del sector automovilístico y aeronáutico también se han puesto manos a la obra y han rediseñado maquinaria de sus fábricas para construir respiradores, lo que más necesitan ahora mismo las ucis de todos los hospitales. Lo que antes servía para hacer el limpiaparabrisas de un coche sirve ahora para salvar vidas. Y en medio de tanta angustia y dolor, es maravilloso ver cómo todos están sumando esfuerzos por lograr parar esta pandemia. En código abierto. Sin patentes ni exclusivas. Talento al servicio de todos.

Lo mismo que llevan haciendo semanas e incluso meses médicos de todo el mundo. Estos días comparten experiencias de tratamientos, pacientes, sintomatología, en redes y en la nube. Cuentan lo que sí les está funcionando a ellos y lo que no. Prueba y error contra reloj para salvar vidas. Para parar una pandemia que suma miles de contagiados cada hora y que arrasa como un tsunami países enteros.

Estamos demostrando que podremos salir si trabajamos juntos, si tumbamos prejuicios y tendemos la mano"

Trabajar en código abierto. Es la mejor forma de empezar a construir el futuro que tenemos por delante. Lo que venga será duro, pero estamos demostrando que podremos salir si trabajamos juntos, si tumbamos prejuicios y tendemos la mano para poder avanzar hacia el final de esta pesadilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento