La Cumbre de los líderes, los gestos de las personas

Encarna SamitierDirectora de '20minutos'
Manifestantes durante la Cumbre de París, COP21.
Manifestantes durante la Cumbre de París, COP21.
EFE/Ian Langsdon

De la negación a la aceptación, y de ahí al convencimiento de que hay que actuar urgentemente contra los efectos desastrosos del cambio climático. Esa ha sido la evolución de la sociedad ante el deterioro medioambiental del planeta, algo así como las fases de respuesta de cualquiera de nosotros ante una situación traumática. 

Hay una noticia mala: la velocidad y el impacto de los estragos causados por la enorme concentración de dióxido de carbono, óxido nitroso y metano emitidos a la atmósfera alcanza niveles insoportables. Y hay una noticia buena:que las organizaciones mundiales, los gobiernos, en mayor o menor medida, pero sobre todo los ciudadanos y las empresas están dispuestos a actuar. 

Ese espíritu es el que impregna el suplemento especial con el que 20minutos quiere expresar hoy su compromiso con la Agenda 2030 de Naciones Unidas y en concreto con la urgencia de aplicar medidas sostenibles en todos los ámbitos. 

Europa ha sido, hace unos días, el primer continente en declararse en ‘emergencia climática’. Es el reconocimiento de que "gestionamos el planeta de manera desastrosa", como dice Clara Arpa, una empresaria española miembro de la junta directiva del Pacto Mundial de Naciones Unidas por el compromiso de su empresa, dedicada a fabricar equipos móviles de campaña, con la sostenibilidad. Arpa está volcada en la divulgación de cómo las empresas, y en concreto las pymes, pueden efectuar la transición hacia la sostenibilidad. Lo mismo que la Unión Europea ha anunciado un fondo de ayuda para las regiones afectadas por su plan de descarbonización, las empresas deben verse ayudadas en su camino a un modelo que salve el planeta

"Hay muchos jóvenes liderando el cambio en todos los continentes"

¿Es posible hacerlo aunque líderes de potencias como Estados Unidos se pongan de perfil? La respuesta de quienes se han comprometido en este objetivo imprescindible y gigantesco es que sí.

 Otra pregunta imposible de esquivar es si las cumbres como la que acoge España en Madrid significan un gasto, también en huella de carbono, superfluo y evitable. La respuesta es que no. Cada reunión, con toda su parafernalia, visibiliza el problema y se traduce en compromisos que han supuesto estos años avances en los que ya no hay marcha atrás. 

La tercera pregunta a la que tratan de dar respuesta estas páginas es qué podemos hacer los ciudadanos, cada uno de nosotros. Hay muchas sugerencias prácticas: desde practicar la estrategia de las ‘tres R’, reducir, reciclar y reutilizar, aplicable a los plásticos pero también a todas las modalidades de consumo.

 Además de Greta Thunberg y sus mediáticas travesías, hay muchos otros jóvenes liderando el cambio. Asomamos los rostros y los gestos de Emily Taylor, de Helena Gualinga, de Vivek Vashit, de Paul Mutuku... Son la esperanza de que habrá futuro, y también, aquí y ahora, de que podemos tener un presente respirable

Mostrar comentarios

Códigos Descuento