El "dieselazo"

Imagen de recurso de una estación de servicio.
Imagen de recurso de una estación de servicio.
GTRES

Los presupuestos del Estado que tanto se han hecho esperar parece que han echado a andar y, como es lógico, no sin polémica que, esperemos, en el Congreso se convertirá en debate. Suben todos los impuestos, como pretendían los ministros de UP, lo cual nunca, ni siquiera cuando es lógico, es agradable para nadie: con hacienda hemos topado al fin y el cabo.

Hay aumentos más o menos justificados y hasta comprensibles y otros rayando en lo inexplicable como el que el ingenio popular ha rebautizado como el 'dieselazo', es decir lo que se incrementará el precio del diésel. Imagino que seguramente se argumentará que es porque contamina más, lo cual es cierto. Pero también es el combustible fundamental para que la economía crezca.

Pocas medidas resultarán tan antisociales. Los coches de alta gama, tanto como se propugna subir los impuestos al lujo y la riqueza, no suelen circular con diésel. Los coches con diésel son los que usan las familias modestas, la maquinaria agrícola, y especialmente las furgonetas de los trabajadores autónomos y los camiones cuyos costos tanto influyen luego en los precios de los productos al consumidor.

Lo mismo que los taxistas que tan mal lo están pasando con la pandemia o las empresas de transporte colectivo, que tienen que ajustar al máximo sus tarifas. Unos presupuestos que alardean de mejorar las economías domésticas y el desarrollo de la industria en dificultades, pretenden conseguirlo incrementando costes y servicios fundamentales. Si alguien lo comprende, que lo explique.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento