Honduras estrena presidenta

Xiomara Castro afianza su ventaja en las presidenciales hondureñas con más del 50 por ciento escrutado
Xiomara Castro.
20M EP

Las elecciones celebradas el domingo en Honduras se han saldado sin sorpresas: la ganadora es Xiomara Castro, una mujer con experiencia política indirecta de su etapa como primera dama o, más preciso, esposa del presidente Manuel Zelaya, destituido en un golpe de Estado hace doce años.

El triunfo de Xiomara, que sustituirá al actual jefe del Estado conservador Juan Orlando Hernández, es previsible que suponga un vuelco político y Honduras se reincorporará a la órbita chavista, que tutelada por Cuba y financiada por Caracas, integra a Venezuela, Bolivia y Nicaragua. Ecuador se descolgó del grupo semirrevolucionario hace unos años.

Nadie duda que detrás de la mandataria recién elegida está la sombra y el brazo de su marido, un rico ganadero muy popular por los originales sombreros de copa alta que suele vestir. El matrimonio incorpora la fe del converso político a su imagen. Manuel Zelaya no era de izquierdas, pero se hizo en una charla con Chaves.

Me lo contó él mismo en una entrevista celebrada en una tarde de lluvias en el palacio presidencial de Tegucigalpa pocas semanas antes de su derrocamiento en la madrugada por los militares de turno. El relato me resultó pintoresco y revelador del realismo con que razonaba el presidente y la frivolidad con que Hugo Chaves manejaba la política y los dineros del petróleo.

El gobierno hondureño tenía serías dificultades de tesorería y en una reunión de jefes de Estado, el presidente así lo expuso a sus colegas que en principio no le hicieron mucho caso. Fue en un descanso cuando Chaves se acercó a Zelaya y de presidente a presidente le preguntó: “Manuel, ¿cuánto necesitas para pagar este mes a los funcionarios?”. “Unos trescientos millones de dólares”, respondió el hondureño. "Tengo que negociar un crédito con los bancos gringos".

Chaves, sin pensarlo más sacó una chequera del bolsillo de su chaqueta, le extendió un cheque por esa cantidad y le dijo: “Toma, ya se entenderán nuestros ministros de Hacienda. Que ellos lo arreglen”. Aquel día Honduras pasó a iniciarse como miembro del llamado bolivarismo. El giro a la izquierda le costará al presidente el cargo que ahora heredará su esposa. Una historia de república bananera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento