Cuando currar gratis compensa

Shakira y Jennifer López, en la Super Bowl.
Shakira y Jennifer López, en la Super Bowl.
EFE

Fue en la madrugada del lunes. Pasaban las dos de la mañana y muchos estábamos pendientes de lo que estaba ocurriendo en el otro lado del charco. Algunos aficionados al deporte, otros apasionados por la música y un puñado de curiosos que querían ver con sus propios ojos el evento deportivo (y musical) más relevante del año y con el que todos los informativos abrirían al día siguiente. La Super Bowl se celebraba este año en Miami y dos divas latinas (diferentes entre sí) serían las encargadas de amenizar el medio tiempo del partido más decisivo de la NFL.

Shakira y Jennifer Lopez no cobraron ni un centavo por subirse al escenario del half time. Actuaron gratis, por la cara, por la patilla, por amor al arte... y a diferencia de muchos españoles (también artistas) que en demasiadas ocasiones hacen lo mismo, a ellas les ha salido la jugada más que rentable.

A lo largo de esta semana no se ha parado de hablar de ellas. Ha habido de todo: unos bien, algunos mal, otros las han acusado por ser demasiado sexis... pero JLo y Shakira le han sacado un buen partido a los más de 10 millones de dólares que podría haber costado su performance.

En el mundo del espectáculo, estar en boca de todos es un éxito, pero es que además tan solo horas después de bajarse del escenario las ventas de las canciones de ambas artistas se dispararon un 843% y Shakira anunció una gira mundial para el año 2021 (eso es lo que da pasta gansa a los cantantes).

Para que os hagáis una idea de lo importante que ha sido para ella trabajar gratis en la Super Bowl, la canción Whenever, Whenever (Suerte, en español), que cuando se estrenó hace 19 años llegó al n.º 6 de las listas, el día después de su actuación llegó al n.º 1. No hay dudas, a ellas les ha compensado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento