El arcoíris roto

Imagen de la manifestación en Madrid contra el asesinato del joven Samuel.
Imagen de la manifestación en Madrid contra el asesinato del joven Samuel.
JORGE PARÍS

¿Cuántas veces has soñado con ver el nacimiento de un arcoíris? ¿En cuántas ocasiones lo has buscado entre la lluvia? Yo hoy, entre la tormenta, lo busco y no lo encuentro. ¿Qué nos está pasando? ¿Somos tontos? ¿Nos gusta ser tontos? ¡Ya basta! Me da igual quién seas, cómo te llames, dónde vivas o cuál sea tu orientación sexual o raza: un asesinato al grito de "maricón" es el acto de homofobia más radical que puede existir. Lo de menos es la orientación del asesinado.

Es muy jodido ser maricón. Lo es ahora, lo fue más en los 90 y mucho más antes. No sé qué hubiese sido de mí si no hubiese crecido en la fantástica burbuja que es mi pueblo, Galilea, en La Rioja; si mis compañeros del cole no hubiesen entendido que me gustase más bailar que jugar al fútbol (hasta que llegó el típico guaperas de otra clase a llamarme "marica"); si mi supermadre no le hubiese plantado cara a esa monja que un día se atrevió a decirme que era un "chico/chica" por jugar más con ellas, si el mensaje de las Spice Girls no hubiese calado hondo más allá de sus canciones…

"Ojalá podamos salir a las calles libres, amemos sin miedo, seamos felices y, de verdad, iguales"

De todo eso han pasado 25 años y a mí, que tuve mucha suerte (y la sigo teniendo), se me parte el alma y se me rompen todos los arcoíris del mundo cada vez que ahora, en pleno 2021 y con la que está cayendo, algunos políticos, instituciones, fuerzas de seguridad… algunos idiotas se empeñan en intentar silenciarnos callándonos la boca para que no hagamos demasiado ruido.

Que las agresiones homófobas han aumentado es una realidad, y también lo es que el colectivo LGTBIQ+ puede tener tantas siglas como le venga en gana porque, como el feminismo o la lucha antirracismo, su fin es un mundo mejor en el que todos seamos felices e iguales. En sus siglas cabemos todos. Ojalá podamos salir a las calles libres, amemos sin miedo, seamos felices y, de verdad, iguales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento