La música en tiempos de pandemia

Música en los balcones de Cúllar Vega
Música en los balcones. 
Archivo

Jamás me cansaré de hablar del poder de la música, de la capacidad que tiene para hacernos mejores, relajarnos, hacernos viajar, soñar y hasta para curarnos. Estamos viviendo tiempos difíciles en los que todos, como nación y como seres humanos sin importar nuestra procedencia, nos sentimos más unidos que nunca y luchamos por una misma causa. Instantes en los que la música está jugando un papel muy importante.

Hace poco hablaba con un paciente ya recuperado de coronavirus que me contaba cómo de importante había sido su actitud positiva. Entre sus estrategias para mantener el ánimo estaba, cómo no, la música. Y es que la música, desde pequeños, sirve para evadirnos y conectarnos aquello que en ocasiones se nos olvida que somos.

Durante estas semanas en las que, con tremenda puntualidad, salimos a nuestras ventanas (balcones o terrazas los más afortunados) para aplaudir a los que nos están ayudando a sanar el mundo, son muchos también los que ponen música desde sus casas. 

Hay artistas que nos regalan sus canciones en forma de concierto en un patio de vecinos, otros que amenizan el confinamiento con conciertos en redes sociales y los más atrevidos llegan incluso a componer himnos, o modifican las letras de sus éxitos para concienciar a la población o para animar.

El poder de la música es enorme y eterno, y quizás ahora, que acudimos a ella a diario, nos estemos dando más cuenta que nunca de ello. Como para que luego quieran quitarla como asignatura en los colegios…

Estoy convencido de que esta pandemia nos va a cambiar para siempre, pero solo pido que cuando todo esto pase sigamos abrazándonos fuerte cantando y bailando al ritmo de la música.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento