Juan Luis Saldaña  Periodista y escritor
OPINIÓN

Contra los autónomos: ni emprendimiento ni conciliación

Escrivá asegura que la propuesta para autónomos es "absolutamente consistente"
Escrivá, a la caza del autónomo.
Europa Press

Nadie entiende a los autónomos; ni el legislador ni el ejecutivo ni el candidato político. El primero lanza constantes globos sonda para ver hasta dónde puede meter su aguijón impositivo. El segundo se olvida frecuentemente de ellos, los ningunea y se vende al mejor postor. El candidato, por su parte, en el momento de la campaña electoral, habla del autónomo como si realmente le importara algo. Después, la realidad es otra. Miren el ejemplo de Ciudadanos con el lamentable efecto gaseosa de sus promesas.

Nadie entiende a los autónomos porque casi ningún político sabe lo que es ser autónomo. En el actual Consejo de Ministros solo lo sabe la vicepresidenta Díaz que ejerció la abogacía durante diez años. No parece muy representativo si miramos cómo se ha desarrollado su carrera, pero algo es algo. Mientras tanto, las asociaciones de autónomos se reúnen una vez más con el ministro Escrivá para tratar de convencerlo de que no les puede cobrar tanto por el mero hecho de existir. Esto no es la Edad Media.

La empatía con el autónomo es nula. La burbuja emprendedora que surgió de la crisis del 2008 cayó a plomo sobre las espaldas de este colectivo. Todo el mundo tenía que emprender para salir del paro y para maquillar unas cifras que daban miedo, pero ir por libre tiene riesgo. Trabajar medio mes para cubrir los gastos que generan los impuestos no es atractivo y tampoco parece una actitud decente por parte del que gobierna. Jugar a empresario sin red para, como mucho, empatar a final de mes parece un ejercicio suicida. 

Todos sabemos que a los políticos les encanta hablar de conciliación como si fuera un término absoluto. Todos sabemos también que en las familias en las que hay un autónomo, la conciliación y la flexibilidad corren de su cuenta. Ayudar a los autónomos es también ayudar a las familias, a la mujer y a la igualdad. De esto no se habla porque no interesa.

"Seguimos sin entender que el autónomo no quiere ayudas, solo quiere trabajar en paz"

Los fondos europeos no piensan en el autónomo. El plan de digitalización es una ayuda con miles de trabas administrativas que se va a quedar sin ejecutar completamente por enésima vez. Qué vergüenza. Seguimos sin entender que el autónomo no quiere ayudas, solo quiere trabajar en paz. Las asociaciones de autónomos empiezan a oler a rancio y a no entender de qué va la jugada. El sindicalismo no quiere saber nada. Ni está, ni se le espera. No cree que este sea su terreno, pero debería reflexionar en lugar de ir a ciertas manifestaciones a hacer el ridículo.

Las reflexiones serían estas: hace tiempo que el estado ha empezado a comportarse como el más injusto de los empresarios. La comparación con las cotizaciones de autónomos en el resto de Europa es alarmante. El ahorro que se predicó en 2008 se ha olvidado. Miren el número de ministros, el porcentaje de deuda, el gasto desmedido de las administraciones y la falta de empatía con el ciudadano ante las subidas de la luz y la inflación.

Y aquí va la última: los jóvenes van a buscar el cambio político por obligación. No hay ideología que les atraiga más que el dinero, la libertad y que los dejen en paz. Parece que las explicaciones sobre los impuestos no les satisfacen. Sus referentes en redes sociales ya han sacado en los directos la tabla de la cuota de autónomos que pretende imponer el ministro Escrivá y la han puesto a caer de un burro. Busquen a Ibai Llanos, busquen a El Xocas y miren su opinión y fíjense en su audiencia. No son pocos, no son tontos y están muy cabreados. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento