Me borro de este mapa

Menores inmigrantes
Imagen de archivo de menores inmigrantes
JONATHAN HYAMS/SAVE THE CHILDREN

Qué buen reportaje, Hijos de nadie, el que ofreció Gonzo en Salvados este domingo sobre la situación de los menores extranjeros no acompañados para conocer la terrible situación en la que sobreviven muchos de ellos aquí, en esta España de las banderas, en donde hemos comprado el llamarles menas, por sus siglas, para deshumanizarlos del todo.

Son 12.000 chicos y chicas, en su mayoría marroquíes, que aspiran a tener un permiso de trabajo, la residencia y enviar dinero a sus familias. Algunos lo consiguen, en el reportaje se vio algún ejemplo, pero es la excepción, según los expertos que tratan a estos chavales. Entran en los centros, en donde lo primero que les dicen es que presenten los papeles para obtener la autorización de residencia y el permiso de trabajo, pero pasa el tiempo y no consiguen nada de las administraciones responsables. 

"Hemos comprado el llamarles menas, por sus siglas, para deshumanizarlos del todo"

Y así pasa, que llegan a los 18 años, y como ya no son menores se los expulsa del centro, con lo que dejan de ser un problema para el Estado, para el ayuntamiento o la comunidad competente y allá se las compongan. Dejan de ser personas. Y si tienen que robar para comer, los encasillamos en el apartado de delincuentes y los utilizamos como estadísticas de campañas incendiarias, dirigidas por la ultraderecha para ganarse a la opinión pública. "Nos roban", "nos ocupan las casas", "violan a nuestras mujeres", "nos quitan el trabajo"… es lo que dicen los que van a los mítines de Vox, aunque ni les hayan robado, ni les hayan ocupado la casa ni hayan violado a nadie. Desinformación pura y dura que desmienten todas las cifras oficiales.

Otro ejemplo penoso es el trato que las administraciones han dado a los extranjeros solicitantes de asilo en Madrid, que han estado semanas durmiendo en la calle, niños incluidos, a las puertas del Servicio de Asistencia Municipal de Urgencia (Samur Social), a la espera de una plaza y a los que se ha envuelto en el rifirrafe entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Trabajo y Migraciones, que se tiran la pelota de la responsabilidad el uno al otro sobre quién tiene que acogerlos. Y otro más: el acuerdo de PP y Ciudadanos en la Comunidad de Madrid, que elimina la universalidad del derecho a la sanidad dejando fuera a los inmigrantes en situación irregular, en otro guiño a Vox.

"Son malos tiempos para los inmigrantes en un país que fue muchos años cantera de emigración hacia Europa y América"

Son malos tiempos para los inmigrantes en un país olvidadizo que fue muchos años cantera de emigración hacia Europa y América. Si no fuera por gentes como los vecinos de la Red Solidaria Popular, que ayuda a los solicitantes de asilo, por las muchas organizaciones no gubernamentales, que se ocupan de los inmigrantes menores y adultos, y por otras como el Open Arms, que los salva en el Mediterráneo, sería para borrarse de este mapa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento