Ponemos demasiada carne en el asador

Vacas.
Imagen de archivo de unas vacas.
JUNTA - Archivo

Se supone que cada vez hay más gente en España que reduce o rechaza comer carne. Según las últimas encuestas, serían (seríamos) cerca de un 8%, más de tres millones de personas entre veganos, vegetarianos y flexitarianos. Pero es mentira. Cada vez se consume más carne. Y especialmente la de peor calidad, la muy ultraprocesada de embutidos, hamburguesas, salchichas y otras gorrinadas.

"Esa ganadería industrial, de precios tan bajos como su calidad, está asociada a la deforestación"

Según las últimas estadísticas de la FAO, en España consumimos más de 100 kg de carne por persona y año; somos el país más carnívoro de la UE. Puede parecer poco, pero equivale a 275 gramos diarios, cuando los nutricionistas recomiendan no comer más de 375 gramos a la semana. Para alcanzar unos niveles saludables deberíamos reducir un 84% nuestra actual ingesta de carne. Pero también deberíamos hacerlo por ser responsables del 14,5% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Esa ganadería industrial, de precios tan bajos como su calidad, está asociada a la deforestación, incluso si se produce en España, pues no desdeñes que se nutre con soja y maíz transgénico procedente de países lejanos donde las selvas son destruidas para alimentar una creciente producción deslocalizada. Por no hablar de su elevado consumo de agua, de la contaminación de suelos y ríos, de las emisiones de amoníaco y sí, tampoco nos olvidemos del vergonzante maltrato animal.

Cada uno que coma lo que quiera, por supuesto. Pero igual que muchos se lo piensan dos veces antes de comprar productos de un país que les cae mal o de una marca que les parece poco ética, quizá estaría bien pensar en echar menos carne al asador y más verdura de esta tan rica de nuestras huertas. Ganará el mundo rural, tu salud y hasta tu conciencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento