El ‘Vacuna show’

Ciudadanos madrileños hacen cola en el Wizink Center para recibir la vacuna de la covid-19.
Cola en el Wizink Center de Madrid para recibir la vacuna contra la Covid-19.
Jorge París | Jorge Paris

La confusión que se ha montado con la vacuna de AstraZeneca es de una irresponsabilidad infinita. Ya no hay nada que hacer para lavar su imagen, la gente asegura que no piensa ponerse "la vacuna mala" mientras se enciende un cigarrito. Da igual que les cuentes que trombos los de las hamburguesas y pasarse la tarde en el sofá, están convencidos de que los muy raros efectos secundarios de la vacuna son la norma. Todo mientras la cuarta ola ya es quinta en Aragón... No suelo ser de los que señalan, pero estoy harto de pandemia y esto solo retrasa el final, así que ahí va mi lista de culpables.

Para empezar, los medios de comunicación sensacionalistas que llevan más de un año ganando clics con el virus. Han dado vueltas y vueltas a los titulares hasta conseguir que lo anecdótico se convirtiera en noticia de portada a través del Vacuna show, un espectáculo tendencioso que también ha llenado programas de TV de los de todo por la audiencia. Convencen porque somos una sociedad científicamente endeble que escucha antes la opinión de Tamara Falcó que la de un verdadero experto en la materia.

"Los científicos que han estado detrás del hito de conseguir contra reloj una vacuna efectiva tienen que flipar al escuchar ahora que la gente pasa de ponérsela"

Los otros grandes culpables son los políticos. Que si me mandan solo la vacuna mala, que si ahora me compro la rusa por mi cuenta... Politizaron los muertos y ahora hacen lo mismo con la vacunación. Todos, sin excepción, y más desde que hay elecciones en Madrid. Sánchez ha puesto la guinda al apoyar la candidatura de su partido diciendo que "no es libertad" que los mayores tengan que pasarse "horas y horas en pie, esperando a ser vacunados, en grandes centros a kilómetros y kilómetros de sus hogares". Lo de la distancia es directamente trola y lo del tiempo de cola varía según a quién vote el que sube el vídeo a redes. En cualquier caso, no todo vale. Que nuestro presidente lance un mensaje así no ayuda nada a que la gente se vacune. Igual la pandemia le está viniendo bien y no quiere que se acabe, porque otra cosa no me la explico.

Tampoco entiendo qué le ha pasado a la sociedad, también en mi lista de culpables. Empezamos todos muy a la altura de las circunstancias quedándonos en casa para doblegar la curva, pero luego ya nos vino mal vivir sin terracitas ni vacaciones. Lo último es cuestionar la manera de acabar con la pandemia, que digo yo que los científicos que han estado detrás del hito sin precedentes de conseguir contra reloj una vacuna efectiva tienen que flipar al escuchar ahora que la gente pasa de ponérsela.

No hay vacunas malas. Sí hay un virus que mata y que no podemos permitir que ningún poder lo maneje en función de sus intereses. Esa es la libertad que nos falta, no la de los eslóganes de campaña... La única manera de acabar con ese yugo es poner fin a la pandemia. Para eso toca vacunarse. Punto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento