Los turistas no contagian

Una turista alemana a su llegada al aeropuerto de Ibiza.
Una turista alemana a su llegada al aeropuerto de Ibiza.
SERGIO G. CAÑIZARES / EFE

A pesar de lo que auguraban las cifras de muertos por la pandemia hace solo unas semanas, tiene pinta de que al final las playas van estar tan petadas en la ‘nueva normalidad’ como en la vieja. Con parcelas y horarios para evitar contagios, que la inmunidad solo la tienes asegurada cuando vas a currar en metro pegadito al de al lado. Este criterio científico sobre la no trasmisión del virus mientras estás de veraneo se discute tan poco como el de la distancia en las terracitas, porque después de tanto tiempo sin que nos diera el aire en la cara estamos todos deseando plantar la sombrilla. Ni me imagino las ganas que tendrán los alemanes, que no es que sean el referente gastronómico del pescaíto frito...

"La Smartbox 'Viaje de cachondeo por España' debe de ser la más barata de Europa"

El problema es que en el país germano ya tienen el mayor rebrote de toda Europa. Tampoco parece que esté muy controlado el tema en el Reino Unido, donde superan los 42.500 muertos, ni en Italia, que no baja de las decenas de muertos diarios. De esos tres países de Europa, y de otros tantos, llegaron solo el domingo cien vuelos. Luego resulta que la fobia es a los madrileños, que ya se sabe que todos tenemos segundas residencias...

Lo que sí tenemos es una gran parte de la población con su familia en otras provincias. Los más irresponsables pusieron pies en polvorosa en cuanto Sánchez echó el cierre, pero la mayoría se quedaron en la capital a esperar a que pasaran los meses para poder ver a los suyos. Les habría salido más a cuenta el confinamiento en Londres que, al final, habrían tardado lo mismo en reencontrarse.

Que la movilidad interna haya coincidido con la apertura al turismo extranjero habla regular de la situación de nuestro país. Vista la cantidad de gente que viene a buscar el sol y la fiesta, la Smartbox Viaje de cachondeo por España debe de ser la más barata de Europa. Un turista que respeta tirando a poco, abarrota y despersonaliza espacios hasta convertirlos en parques temáticos parecidos a sus países de procedencia, pero con buen tiempo. Pasear por las zonas más turísticas de Benidorm, Mallorca o Torrevieja es como estar en el mismo 'no lugar'.

"Lamentablemente, nuestra economía necesita sí o sí las divisas de los extranjeros"

La libre circulación de viajeros en España es irresponsable y necesaria por igual. Lamentablemente, nuestra economía necesita sí o sí las divisas de los extranjeros. El otro pie lo tenemos en el sector inmobiliario, en el que en nada subirán los precios porque la compra será inaccesible (coincidirá con el momento en el que los ERTE ya se hayan convertido en ERE).

Si tuviéramos más I+D+i, también podríamos tener margen para abrir más tarde. O si se invirtiera en educación, ciencia, empleo juvenil de calidad... Pero tiene pinta de que eso será en otra normalidad. En la nueva toca pegarse con nuestros vecinos de Europa para conseguir un corralito en la playa y cruzar los dedos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento