Eutanasia, pero con garantías

La eutanasia es una práctica que todavía no está regulada a nivel estatal en España.
El 70% de los médicos se muestra a favor de regular la eutanasia.
GTRES

La pandemia no ha impedido que el Gobierno salve su proposición de ley de eutanasia, una decisión que ven con buenos ojos un 87% de los españoles (según el sondeo de Metroscopia). Con esas cifras, sorprende que desde el caso Ramón Sampedro hayan pasado tres décadas sin que el tema se haya desbloqueado. Quizás el motivo sea que el debate se ha servido más desde lo emocional que desde lo racional.

Las situaciones que envuelven una medida tan límite son pocas, aunque con potencial mediático para explotar un drama. En las peores ocasiones, van acompañadas de sensacionalismo burdo que convierte en chascarrillo nacional el sufrimiento de una persona, la misma emoción de la que podría beber el enfoque religioso anclado en que la vida no nos pertenece. Sea eso cierto o no, los que solicitan eutanasia piden que se les libre de su angustia, no de su vida. Además, hace tiempo que en España el catolicismo no dicta la ley.

"Los que solicitan eutanasia piden que se les libre de su angustia, no de su vida"

Puede que el final de la vida sea una cuestión religiosa, pero lo que seguro tiene son componentes humanitarios, filosóficos y éticos como los que acompañan al ejercicio de la medicina. El 70% de los médicos se muestra a favor de regular la eutanasia y el 48% no solicitaría objeción de conciencia, según una encuesta del Colegio de Médicos de Madrid. Otra encuesta sin validez entre mis familiares y amigos médicos dice que el final de la vida asistido se practica desde siempre, involucrando a terceros sin garantías, y que, con ley o sin ella, se va a seguir practicando, así que es una realidad que debe regularse. También me cuentan que son mínimos los casos que han encontrado: la piden un 1% de los enfermos terminales (según la Organización Médica Colegial), pero son muchos los que requieren de cuidados paliativos en los que hay un agujero.

En nuestro país no reciben medicina paliativa 70.000 pacientes. Muchos no tienen claro lo que se hace en esos hospitales especializados en el fin de la vida que siempre están lejos de las ciudades, más aún que los tanatorios, como si molestaran. Para los médicos de mi encuesta, la eutanasia debe ser una decisión libre, no mediada por circunstancias de un sistema que no ofrece cuidados paliativos de calidad ni todas las posibilidades de ayuda a la dependencia. Todos tienen una historia de un abuelo que su familia dejó en el hospital para operarse y nadie fue a buscar al darle el alta.

"Evitar dolor y proporcionar una muerte digna es también competencia de la medicina"

La ley de eutanasia tiene que garantizar su buen uso y ausencia de manipulación de terceros. Debe implicar a muchos agentes, pero especialmente a médicos, que son los que la aplican. Evitar dolor y proporcionar una muerte digna es también competencia de la medicina, tan importante como diagnosticar y tratar enfermedades. Cuando ya no se puede apostar más por la vida, hay que hacerlo por la libertad de la persona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento