Bartomeu y la pena del telediario

El Barcelona contrató a una empresa para crear estados de opinión a través de las redes sociales con el objetivo de proteger la imagen del presidente del club azulgrana, Josep Maria Bartomeu, y dañar la de exjugadores, futbolistas y adversarios de la Directiva, según se ha desvelado este lunes.
Josep María Bartomeu.

Como si de un guion de película se tratase, el inicio de la semana de las elecciones del Barça coincide con las detenciones de Josep María Bartomeu, su director general, su asesor y el responsable jurídico del club. 

Es la puntilla, a nivel de imagen, para el que pasará a la historia como el peor presidente de la historia del club, el que dilapidó los mayores ingresos en la industria de una sola propiedad, el que firmó el contrato más suculento y surrealista de la historia del deporte a su gran estrella, Leo Messi, para que le acabase devolviendo un burofax. 

Laporta, Font y Freixa, los candidatos a la presidencia, se ven obligados a hacer equilibrismo en los días de la verdad electoral con esa patata caliente que, por encima de todas las cosas, reaviva todos los fantasmas y erosiona una vez más la imagen del Fútbol Club Barcelona como institución.

Dicho esto, el motivo que le ha llevado a su detención es el ‘Barçagate’ y, por encima de todas las cosas, hay que anteponer la presunción de inocencia. Una cosa es gestionar rematadamente mal por desconocimiento, incompetencia o por calcular mal las consecuencias de tus decisiones y otra cuestión bien distinta es cometer un delito penado. 

De momento, a su esperpéntica salida del club, se une la dichosa pena del telediario, que es un trago que no debería pasar nadie hasta que se demuestre su culpabilidad. Hasta ese momento, ni Bartomeu ni nadie debería ser un meme con la camiseta de ‘Trincao’.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento