Almudena Grandes

Miles de personas despiden a Almudena Grandes en su entierro.
Miles de personas despiden a Almudena Grandes en su entierro.
EUROPA PRESS

El pasado lunes, la escritora Almudena Grandes fue enterrada en el Cementerio Civil de Madrid de acuerdo con sus voluntades. Familiares, amigos y cientos de lectores con sus libros la despidieron. Reposará junto a hombres y mujeres de la “España derrotada”, de la que tantas cosas escribió.

El líder de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, al saber la noticia de la muerte de la escritora, publicó este tuit en catalán que traduzco al castellano: “Escritora luchadora, combativa y comprometida por dar voz a los vencidos. Descansa en paz, Almudena Grandes”.

A los pocos segundos de difundir el tuit, su Twitter se llenó de insultos a cuál más ofensivo. La mayoría le recriminaban que expresara su pesar por la muerte de un “enemigo”. Otros, le llamaban directamente traidor y otros se compadecían de Junqueras por considerar que padece el síndrome de Estocolmo.

El 'procés' ha visibilizado una minoría en Cataluña corroída por el odio. Disponen de altavoces muy potentes y tienen mucha presencia en los medios, presencia que no se corresponde con sus resultados electorales. Reparten carnets de pureza catalana (sic) y de valentía en revoluciones de sofá

No es la primera vez que ocurre algo semejante, sobre todo con el líder de los republicanos, y con todo aquel que haya hecho lo que se supone caracteriza a los adultos: pensar, reflexionar y evitar que el sectarismo y/o los deseos te definan la realidad.

Mucho se ha escrito sobre el llamado procés. Mucho, y mucho más se escribirá todavía. Con todo, quiero destacar que el procés ha visibilizado una minoría en Cataluña corroída por el odio. Disponen de altavoces muy potentes y tienen mucha presencia en los medios, presencia que no se corresponde con sus resultados electorales. Reparten carnets de pureza catalana (sic) y de valentía en revoluciones de sofá.

Algunos, sobre todo en Waterloo, pensarán que están con ellos. Se equivocan. Esa minoría interpreta los hechos según su punto de vista. Y su punto de vista es que cualquier español que no esté a favor de la independencia de Cataluña es un enemigo. Y si se es catalán y no se está a favor de eso tan esotérico que llaman “confrontación inteligente”, un enemigo traidor.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento