Belén Molleda  Periodista
OPINIÓN

Almeida y Más Madrid: Tanto monta...

Almeida niega descalificaciones a Almudena Grandes
Almeida niega descalificaciones a Almudena Grandes
Europa Press

La Constitución Española protege el derecho de todo ciudadano, incluido Almeida, "a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción".

El alcalde es soberano para manifestar públicamente si entiende que Almudena Grandes, que en paz descanse, reúne los méritos suficientes como para ser distinguida hija predilecta de Madrid a título póstumo o no. Hasta puede opinar si le parece brillante o no su obra. ¡Faltaría más!. Sobre gustos no hay nada escrito.

Pero, lo cortés no quita lo valiente y aunque el alcalde tenga derecho a expresar sus opiniones con libertad, también tiene el deber de demostrar otro tipo de valores, como coherencia, ética y tacto, especialmente, teniendo en cuenta que se trata del primer edil de la capital de España.

Así, puede defender absolutamente si considera que una persona es merecedora o no de un determinado reconocimiento a título póstumo, pero lo que nunca debe hacer es apoyarlo por razones ajenas a los méritos del homenajeado, y luego desacreditarlo públicamente. Vincular el reconocimiento de Grandes a los presupuestos de Madrid es cuando menos poco ético. Decirlo en público ya es una torpeza manifiesta y demuestra una falta de tacto absoluta.

Sin embargo, toda la responsabilidad no es exclusiva de Almeida, teniendo en cuenta que en todo pacto hay dos partes implicadas e igualmente responsables. Me refiero a los concejales de Más Madrid que al parecer condicionaron su apoyo a los presupuestos a este reconocimiento.

Es verdad que estos ediles, agrupados bajo la denominación de Recupera Madrid, al menos fueron menos hirientes al no hacer manifestaciones públicas sobre el asunto. No obstante, en esencia, actuaron de forma idéntica al vincular esta distinción a unos presupuestos que nada tienen que ver con los méritos de la homenajeada. El fin no justifica los medios en un caso y otro.

Dicho esto, solo puedo desear que la polémica se zanje cuanto antes y que Grandes descanse en paz. Menos mal que ha salido el ministro Garzón al rescate al hablar sobre la carne en España. Menudo regalo de Reyes que le ha hecho a Almeida.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento