Vacuna sí, vacuna también

​El laboratorio estadounidense Moderna, ha confirmado una alta eficacia -de casi el 95%- en su vacuna contra la Covid-19, una de las que más avanzada está en la carrera de candidatas para combatir la pandemia de coronavirus.
​En trabajador del laboratorio estadounidense Moderna.

Para algunos estamos al final del principio, para otros al principio del fin. Todo depende de la perspectiva con la que se analice la pandemia. Los anuncios de Pfizer y Moderna no han sido aún publicados en ninguna revista científica de prestigio, y se limitan a ser meros comunicados de prensa de empresas, con muy buen marketing, eso sí. La ventana de esperanza que se ha abierto al mundo es un hecho. Las bolsas han ido pegando escaladas que deseamos que no se queden en un rico algodón de azúcar, sobre todo en sectores tan punteros como las aerolíneas o el turismo. 

Tras varios meses de malas noticias, llega alguna que nos hace ver un rayo de luz. Ante la más mínima posibilidad, los humanos tenemos que aferrarnos a ese remedio. A estas alturas de la película creo que nadie podría llegar a entender a una persona que no quiera ponerse un recurso preventivo como una vacuna para frenar el virus. Por él o ella mismo, por mí y por todos los que estamos en este planeta. Hay que tener claro que los tiempos de esta carrera contra reloj son dignos de un Premio Nobel, pese a que la ciencia no entiende de fechas exactas. Es decir, no estamos construyendo una carretera. Ahora bien, si finalmente los resultados son aprobados por las diferentes autoridades y son publicados en revistas de prestigio de la comunidad científica, no se puede dudar de que eficaz y segura va a ser. Si dudamos de nuestros científicos el mundo se va al carajo.

"No es momento de movimientos antivacunas precisamente cuando hay tantas vidas en juego"

La historia demuestra que uno de los mejores inventos del hombre han sido las vacunas sin lugar a dudas. Pandemias ha habido y habrá, saber cómo prevenirlas o incluso erradicarlas es vital para que nuestra especie siga existiendo. Si nos extinguimos, quizá dentro de algún largo periodo de tiempo otro primate pueda llegar a ser algo parecido a lo que somos nosotros. Para eso hacen falta solamente unos pocos millones de años. No es momento de movimientos antivacunas precisamente cuando hay tantas vidas en juego y el mundo necesita volver a engranarse.

Los dos proyectos con mecanismos novedosos en base al ARN mensajero, como el de Pfizer y Moderna, han publicado efectividades en fase III de 90% y 94,5% respectivamente. Una vacuna con una eficacia del 75% ya es un éxito, y entorno al 50-60% sería aceptable que es lo que esperaba el principal asesor del gobierno norteamericano, Anthony Fauci. La vacuna de la gripe estacional tiene efectividades que oscilan entre el 40-50%, y la de las paperas alrededor del 78%, por poner dos ejemplos. Tras estos anuncios vendrán más a lo largo del 2021, quizá incluso un proyecto español con el que trabaja el CSIC. La esperanza abre una grieta. Se avecina el principio del fin, o quizá el final del principio. El tiempo dirá.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento