Una playa con encanto

Un vista aérea de la playa de Ses Illetes, en Formentera.
Un vista aérea de la playa de Ses Illetes, en Formentera.
MAGRAMA.ES

El otro día leía un artículo sobre las 16 mejores playas de España elegidas por los seguidores de Lonely Planet. La verdad que menuda maravilla de lugares. Fui curioseando la galería de fotos, y de todas ellas solamente me faltan por conocer cuatro, un 25%. No está mal. 

La de Ses Illetes en Formentera, Calblanque en Cartagena, Riumar en Tarragona y Aiguablava en Gerona. De ello se puede percibir mi poca predilección por el Mediterráneo como lugar de desconexión. Cada uno tiene sus gustos, y no por ello tienen que ser mejores o peores lugares. De hecho tengo ganas de conocerlas. Ahora bien, cuando hablamos del norte del país, de Canarias o de las maravillas gaditanas la piel se me eriza. Al final la playa suele ser un lugar donde uno va a disfrutar de la vida. Vivas cerca o lejos de ella.

"Un tiempo alejado de la ciudad e internado en la brisa marina te reubica en el planeta"

Tras 11 meses de trabajo, un tiempo alejado de la ciudad e internado en la brisa marina te reubica en el planeta. No obstante, si yo hubiese participado en ese ranking tendría difícil elegir, porque uno de mis hobbies, el surf, me ha llevado a descubrir paisajes impresionantes. Pero si tengo que forzar la máquina, lo tengo claro. Andrín, una pequeña villa asturiana. A poco más de 1 km de la localidad hay una verdadera maravilla de la naturaleza que recuerdo desde que jugaba con el cubo y la pala. Con su peñón y sus cuevas. Si nos preguntan, todos tenemos una playa especial. Ante la duda, la primera que viene a tu mente.

Dentro de la ‘nueva normalidad’, llega agosto y muchos queremos que llegue el momento de salir a desconectar. Pedimos responsabilidad a los que vuelven en unos días. Cabeza, gel y mascarilla. Vacaciones queremos todosy echar la culpa a los epidemiólogos no es una opción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento