Los dos miedos

Las mascarillas no impidieron a estas dos personas darse un beso.
Las mascarillas no impidieron a estas dos personas darse un beso.
Jorge Paris

Pensar en volver a decretar el estado de alarma hace que el miedo salga a flote. Es un temor interior silencioso por un periodo ya pasado, que la gente trata de borrar de su mente. Los expertos dicen que no hay que dejar que ese terror campe a sus anchas por el cerebro. Tampoco luchar contra él, ya que así se le da una mayor importancia que no debe de tener. 

Lo mejor, aprender a convivir con ello. Aceptar que la situación es así, que ha llegado a nuestro ser, y que se quedará como un nuevo miembro más de la familia. Así algún día uno se acostumbra tanto a ese pavor, que termina sin darse cuenta de cuando éste visita su frente.

Van solo unos pocos días de 'nueva normalidad', en Madrid todavía no hay rastro legal de ella, y ya se empieza a escuchar hablar de volver al pasado. Esos baños en los pantanos y ríos por parte de unos cuantos irresponsables hacen mucho daño aunque no lo crean. 

Las noticias hablan de rebrotes importados, de aeropuertos abiertos, de fronteras con triples controles de seguridad; y el pueblo anda confuso preguntándose: “¿Puedo irme al pueblo, a la playa, o por el contrario debo esperar un poco más?”. Las vacaciones están a la vuelta de la esquina, y tras un curso tan extremadamente duro, no poder escaparse en los dos próximos meses sería un golpe en el mentón más fuerte que todos los que llevamos recibiendo en los costados. 

El virus sigue ahí, no se acabó el día 21 de junio. Las medidas de seguridad son estrictamente obligatorias si no se quiere volver a tiempos no tan lejanos. Es verdad que al menos ahora el fútbol parece que cada tres días genera una nueva polémica y la atención no se centra en las escalofriantes cifras de estos meses.

Números que me da que no conoceremos con exactitud jamás. Ahora bien, confío en la parte positiva del miedo y su aprendizaje, esa que antes de tomar una determinada decisión te hace parar y replantearte lo que estás haciendo. Toca ser inteligentes, que vacaciones (aunque sean diferentes) quiere tener todo el mundo sin ningún susto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento