José Luis Moreno
José Luis Moreno, en una foto de archivo tomada en 2010. EFE

El empresario, productor y presentador televisivo que saltó a la fama gracias a poner la voz de un cuervo de pega llamado Rockefeller, José Luis Moreno, se sincera en una entrevista que publica el número de abril de Vanity Fair.

En ésta, Moreno no sólo habla de sus talentos poco conocidos -como su conocimiento de 13 idiomas o sus estudios de Medicina-. Además revela, después de años de especulaciones sobre su condición sexual, que es amante por igual de ambos sexos.

Son tantas las cosas que he hecho en mi vida que no son creíbles "Sobre el sexo existe un fariseísmo... cuando tienes una vida amorosa explosiva como la mía, no se comprende", explica el presentador. Su familia, sin embargo, siempre ha estado enterada de sus andanzas sentimentales. "En una ocasión mi hermana me dijo: "Oye, no nos dejes que nos encariñemos con Argiroula o con Luis si luego los vas a dejar", comenta.

Además, en la publicación se desvela la amistad que une a Moreno con personalidades como el consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile, quien dice del presentador: "A Moreno es al único productor que le permito hacer 'porcadas'". O sus veraneos en Villa Certosa con Silvio Berlusconi, sus cenas con José María Aznar y sus almuerzos con Felipe González.

"Son tantas cosas las que he hecho en mi vida que no son creíbles", admite Moreno, mientras que uno de sus sobrinos señala en el reportaje que hay muchos datos sobre la trayectoria de su tío que no se conocen: "Él cuenta que tiene tres hijos, ¡pero vete tú a saber! Su vida es un misterio absoluto. No tiene mucho contacto con ellos".

Por último, la publicación recuerda el asalto que sufrió el presentador en su casa y la paliza que sufrió por parte de unos desalmados que le dejó malherido. También, la difícil etapa por la que ha pasado después de que sus empresas entraran en números rojos aunque dejan claro algo: Moreno es un hombre de recursos.