Según el fallo, que ayer hizo público Acció Cultural del País Valencià, el título que posee ya acredita conocimientos suficientes. De esta manera, se anula una resolución que excluía a dicha filóloga de la lista de admitidos para la convocatoria de plazas de profesorado por no haber realizado las pruebas de valenciano. Según dicha entidad, esta sentencia «confirma las otras cuatro que ya fueron dictadas en este sentido».