El director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, Enrique Ujaldón, entregó este lunes de las esculturas del Cristo del Coro de la Iglesia de la Merced de Murcia y San Gabriel de los Servitas de Vicente Hernández Couquet, recuperadas por el Centro de Restauración de la Región de Murcia.

Ujaldón resaltó "la importante labor que se lleva a cabo desde el Centro de Restauración, donde se trabaja para que el patrimonio se conserve en las mejores condiciones posibles", según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Los trabajos de recuperación del Cristo del Coro del siglo XVII de la iglesia de la Merced de Murcia, suponen una inversión de 8.900 euros y la restauración, que se ha llevado a cabo en cinco meses, consistió en la consolidación de la policromía, limpieza, estucado, reintegración cromática y barnizado final.

La obra, de autor desconocido, se inscribe en los parámetros cronológicos del último tercio del siglo XVI y primero del XVII, resultando un conjunto de proporciones alargadas en consonancia con los canones manieristas.

Por otro lado, la restauración del San Gabriel de los Servitas de la Iglesia de San Bartolomé, obra del escultor valenciano Vicente Hernández Couquet, consistió en el arreglo de fracturas que la escultura presentaba en los pies.

El plazo de ejecución ha sido de un mes y cuenta con una inversión de 1.500 euros. El Ángel formó parte del grupo alegórico del Dulce Nombre de Jesús en Sevilla siglo XIX, hasta que fue adquirido por la Cofradía Servitas en el año 2000.

Consulta aquí más noticias de Murcia.