El líder libio Muamar Gadafi, advirtió este sábado a los líderes occidentales de que se "van a arrepentir si interfieren en los asuntos internos de Libia", según informa la cadena Al Jazeera.

Gadafi lanza estas amenazas en un mensaje que ha enviado a los presidentes de EE UU, Barack Obama, de Francia, Nicolas Sarkozy, al primer ministro británico, David Cameron, y al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, leído por el portavoz gubernamental, Ibrahim Moussa, y transmitido por la cadena catarí.

Gadafi ve inaceptable la resolución de la Naciones Unidas y dice que "no tienen mandato para intervenir en los asuntos internos" El líder libio reitera en este mensaje que lo que ocurre en su país son "asuntos internos", que cualquier ataque militar será considerado como "una agresión enemiga evidente" y aseguró de que los "ciudadanos libios están dispuestos a morir por mí".

Tras subrayar que su Ejército no ha disparado contra civiles, Gadafi rechazó la resolución 1973 de la ONU, aprobada el viernes y que impone una zona de exclusión aérea en el país para proteger a los ciudadanos de los ataques de los gadafistas.

Esta resolución "es inaceptable, ya que el Consejo de Seguridad de la ONU no tiene mandato para intervenir en los asuntos internos de los países", dijo Gadafi.

El mensaje fue difundido después de que los opositores denunciaran el ataque militar que fuerzas leales al líder libio realizan este sábado sobre Bengasi, el principal bastión rebelde y segunda ciudad del país.

Avance de las tropas proGadafi

Según las informaciones del corresponsal de Al Jazeera en la localidad, las fuerzas gubernamentales habrían entrado en los suburbios de la zona occidental de la ciudad. Al menos una veintena de personas han muerto y numerosas han resultado heridas.

Según informa la cadena Al Jazeera citando fuentes no concretadas desde el hospital de Jalaa en Bengasi, al menos 26 personas han muerto y otras 40 han resultado heridas por los enfrentamientos entre rebeldes y tropas leales a Gadafi en la ciudad libia. Los combatientes rebeldes libios aseguraban previamente haber matado, al menos, a 19 miembros de las fuerzas leales a Gadafi en esa localidad.

Según la televisión catarí, los rebeldes también han capturado a un número no determinado de seguidores de Gadafi en el ataque que sus fuerzas llevan a cabo en Bengasi.

Los rebeldes también han logrado detener el avance de los gadafistas en los alrededores de la ciudad y han recuperado gran cantidad de material militar, según dijeron testigos a la citada cadena.

Poco antes, habían asegurado que se habían visto "obligados a retroceder" en la defensa de la ciudad debido a la presión de las fuerzas favorables al líder libio. "Ayer (por el viernes) se encontraban a unos 60 kilómetros de distancia de la localidad, pero hoy (sábado) están a unos 20 kilómetros, por lo que pueden llegar a la ciudad en 30 o 90 minutos", afirmó el soldado rebelde Jalid Ahmed desde una base situada en la parte occidental de la localidad.

Exterminio de la población

El presidente del Consejo Nacional de Transición (CNT) de Libia, Abdeljalil Mustafá, ha dicho este sábado que el líder Muamar el Gadafi trata de exterminar a la población de Bengasi.

En declaraciones a la cadena catarí Al Jazeera, Mustafá hizo un llamamiento a la comunidad internacional a que intervenga para rescatar a los civiles de Bengasi, la segunda ciudad del país sometida a bombardeos por las fuerzas leales a Gadafi. Un portavoz gubernamental negó a la cadena catarí estas informaciones y afirmó que el Ejército leal a Gadafi no ha lanzado ninguna ofensiva sobre la segunda ciudad del país.

Mientras, el ministerio de Defensa libio dijo que respeta el alto el fuego decretado unilateralmente este viernes y que la violencia ha sido desencadenada por "grupos terroristas afiliados a Al Qaeda" que atacan las posiciones de las fuerzas regulares estacionados en las afueras de Bengasi, según la agencia oficial de noticias Jana.

Además, desde el Gobierno libio piden a observadores internacionales que verifiquen sobre la zona.

Fuerte bombardeo

Las fuerzas leales a Gadafi han entrado ya en algunos barrios de la periferia del oeste de Bengasi, la segunda ciudad del país, que ha sido sometida a un fuerte bombardeo. Testigos citados por Al Jazeera aseguran que, desde primeras horas de la mañana, se han escuchado explosiones y el vuelo de aviones de combate en varios puntos de la ciudad y sus alrededores.

El corresponsal de la cadena confirmó también que ha oído esas detonaciones y que un avión podía haber sido derribado durante el ataque.

Una imagen captada por la cadena de televisión catarí Al Jazeera mostraba el vuelo del avión de combate, que, según los corresponsales en la zona, pertenecía a las fuerzas leales al régimen, cayendo en llamas sobre Bengasi al ser derribado tras intentar bombardear unos barracones rebeldes.

Los rebeldes desplegados en el suroeste la ciudad han asegurado que el avión de combate derribado este sábado formaba parte de sus fuerzas, según ha informado el corresponsal del diario británico The Guardian destacado en la zona, Chris McGreal.

La cadena asegura que la ciudad de Misrata, la tercera del país y cercana a Trípoli, también ha sufrido este sábado bombardeos de las fuerzas de Gadafi, así como Ajdabiya, en el oeste y muy próxima a Bengasi.

Por otro lado, miles de residentes huyen de la zona occidental donde se encuentran ya posicionadas las fuerzas leales a Gadafi, para dirigirse al este.