Los países del G7 intervendrán en los mercados de divisas para respaldar al yen japonés

  • El Banco de Japón también anuncia una inyección de 3 billones de yenes.
  • El objetivo es evitar la apreciación del yen por los especuladores.
  • Había llegado a cotas máximas jamás vistas desde la II Guerra Mundia.
Billetes de 10.000 yenes.
Billetes de 10.000 yenes.
REUTERS

Los ministros de Finanzas del G7 intervendrán de forma coordinada en los mercados de divisas este viernes para respaldar la economía japonesa, según un comunicado divulgado por el Departamento del Tesoro de EEUU.

En un comunicado conjunto tras mantener conversaciones de emergencia a raíz del devastador terremoto en Japón, los funcionarios del G7 señalaron que EE UU, Gran Bretaña, Canadá y el Banco Central Europeo (BCE) se unirán a Japón en una "intervención concertada" en los mercados cambiarios.

La decisión llega después de que el yen alcanzase su nivel máximo frente al dólar desde el fin de la II Guerra Mundial a la espera de que Japón tenga que usar grandes volúmenes de fondos para financiar la reconstrucción tras el terremoto del 11 de marzo y la posterior crisis nuclear.

Los representantes del G7 destacaron que "el exceso de volatilidad y los movimientos desordenados en los tipos de cambio tienen repercusiones adversas para la estabilidad económica y financiera".

El Banco de Japón interviene

Además, se comprometieron a vigilar de cerca los mercados cambiarios y cooperar según lo exijan las circunstancias. Los ministros y banqueros centrales del G7 (Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Gran Bretaña y EEUU) expresaron su solidaridad con el pueblo japonés y su voluntad de ofrecer la asistencia necesaria.

El yen se depreció más del 2% tras conocerse la noticia y el dólar se negociaba a unos 81,20 por yen, desde los 77 por yen. Además, el Banco de Japón decidió inyectar 3 billones de yenes (27.085 millones de euros) a corto plazo.

El Gobernador del Banco de Japón (BOJ), Masaaki Shirakawa, dijo que el banco central seguirá proveyendo liquidez en el sistema bancario para estabilizar los mercados financieros, en medio de las preocupaciones de Tokio por el impacto negativo en la economía japonesa del gran terremoto y la crisis nuclear en la central de Fukushima.

Los movimientos especuladores en el mercado tuvieron en cuenta el gran volumen de fondos en yenes que el Gobierno y las empresas niponas tendrán que utilizar para financiar una recuperación que se espera larga y costosa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento