El Gobierno español volverá a defender esta semana en Bruselas, junto con otros países productores como Italia y Grecia, la necesidad de activar el mecanismo del almacenamiento privado de aceite de oliva "para que el mercado reaccione y se puedan garantizar las rentas a los productores".

"Estamos ante el mejor producto entre las producciones agroalimentarias españolas; somos líderes absolutos a nivel mundial y no podemos permitir que corra los riesgos que está corriendo por una situación anómala de mercado", remarcó el secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu.

Tras mantener una reunión con representantes de organizaciones y de cooperativas agroalimentarias y con miembros de la Interprofesional del Aceite de Oliva, Puxeu constató que los precios del aceite de oliva en origen "vienen registrando una situación anómala durante muchas semanas y meses".

A pesar de que las exportaciones han crecido hasta un 50% en los primeros meses del año y de que las cifras de consumo se mantienen en "estándares importantes", el alto cargo del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino advirtió de que "se produce un desequilibrio en la cadena de valor como en otras producciones".

"En este momento, la única posibilidad que tiene prevista el reglamento comunitario es la autorización del almacenamiento privado del aceite de oliva", explicó Puxeu, que recordó que para poner en marcha este mecanismo es necesario que las cotizaciones bajen de un determinado umbral. Sin embargo, se mantienen en una "zona neutra, pegados a ese umbral".

El Ministerio ha solicitado a Bruselas "reiteradamente" que se analice "esa posible perturbación en los precios" para poder activar el almacenamiento. Este lunes se han mantenido contactos en ese sentido y el próximo jueves la titular del ramo, Rosa Aguilar, volverá a instar a que "se habilite ese esquema de funcionamiento si los precios en origen no empiezan a actuar de una forma normal".

Además, Puxeu apuntó que en el marco de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) se está reclamando que se actualicen los precios de referencia, "porque están anclados en la década de los 90". PLAN B.

Preguntado acerca de si el Gobierno cuenta con un 'plan B' por si la Comisión Europea se resiste a autorizar el mecanismo, Puxeu recalcó que "el 'plan B' es siembre que mejore la posición de un producto excepcional". "No podemos permitir que tenga esa mala situación de mercado, que complica el futuro del mismo", subrayó.

Tras incidir en la necesidad de que el olivar sea "rentable para toda la producción, los industriales y la distribución", el secretario de Estado incidió en que "debe quedar claro que no es un producto con el que se puedan buscar rendimientos a muy corto plazo, sino que hay que colocarlo en una situación de prestigio".

En cualquier caso, Puxeu consideró que "con los precios de Grecia, algunas zonas de Italia y algunas operaciones ya en España", se está en disposición de demostrar que el olivar realmente está por debajo del umbral que marca el mecanismo del almacenamiento.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.