La maldición del musical 'Spiderman' continúa: cuando parecía que no podía ir peor...

Cartel promocional del musical 'Spiderman' en Broadway.
Cartel promocional del musical 'Spiderman' en Broadway.
REUTERS

La producción del multimillonario musical de Spiderman en Broadway sigue gafada. Durante la semana pasada se anunció la salida de su directora, retoques en su libreto, nuevas canciones para su banda sonora y un nuevo retraso para su estreno oficial, justo cuando parecía que la accidentada obra no podía sufrir más problemas.

Después de cinco aplazamientos y más de un año de retraso, el espectáculo más caro de la historia de la meca del teatro neoyorquino (con una producción de 65 millones de dólares -47 millones de euros-), tendría que haberse estrenado estos días.

Pero el lavado de cara que ha decidido llevar a cabo la producción de 'Spiderman' y que supone la salida de la ganadora de un premio Tony, su directora Julie Taymor, ha provocado otro aplazamiento para su debut que, sin una fecha concreta, está previsto ahora para principios de junio.

"El tiempo adicional que requiere este nuevo plan hace imposible que la directora y coguionista Julie Taymor continúe en su trabajo diario con la producción", afirmaron en un comunicado difundido por los productores de la obra.

Ese nuevo plan, que traerá "cambios significativos" al espectáculo, estará liderado por un nuevo director, Philip William McKinley, quien tiene una "amplia experiencia en dirigir producciones técnicamente complejas", según los productores de la obra.

Esa complejidad técnica ha sido uno de los grandes quebraderos de cabeza de este espectáculo, dado que los números acrobáticos que los actores tienen que llevar a cabo para encarnar al Hombre Araña han provocado estrepitosos accidentes que han costado al musical continuas inspecciones de seguridad por parte de las autoridades neoyorquinas.

El punto de inflexión para esta obra, que ya parece maldita, fue el pasado 20 de diciembre, cuando el actor y bailarín de origen español Christopher Tierney, sufrió graves contusiones y se rompió varias costillas al caer desde una altura de más de nueve metros en uno de los pases previos de la obra.

La aparatosa caída se sumó a las que ya habían sufrido el bailarín Kevin Aubin, quien tuvo que abandonar el musical tras romperse las dos muñecas, y la actriz Natalie Mendoza, quien dejó su papel de Arachne tras haber sufrido una contusión en la cabeza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento