Edu Soto: "Espero que dejen de asociarme con El Neng"

  • El actor da un giro a su carrera con el estreno de una zarzuela doble.
  • Sin embargo, sigue pesándole el personaje de 'El Neng'.
El actor Edu Soto, en una imagen de archivo.
El actor Edu Soto, en una imagen de archivo.
ARCHIVO

'El Neng' ha quedado grabado en la retina de los espectadores como uno de esos personajes que conforman la historia de la televisión. No obstante, Edu Soto, el actor, el músico, el cómico que hay detrás de este constructo televisivo ha decidido dar un giro completo a su carrera profesional y, aparcar, esta faceta que día de hoy siguen recordándole muy a su pesar.

Este barcelonés de 32 años debuta en el teatro lírico con una zarzuela muy especial, un espectáculo doble en el que se pasan El estreno de un artista y Gloria y Peluca, dos obras diferentes, pero engarzadas en un único montaje. De esta forma, Edu encarna a un histriónico conde enamorado de la música y de las mujeres.

¿Cómo te desenvuelves en un elemento tan extraño para ti como el teatro lírico?

Yo he hecho teatro anteriormente, y mi papel en esta zarzuela es muy cercano al teatro porque básicamente actúo, aunque al final canto un poquito. Me atrevo a todo porque ya había hecho algo de canto, pero cuando escuché a mis compañeros cantar, me asusté (Risas), aunque son todos muy majos y me han ayudado mucho.

¿Cuándo decides enfrentarte a un proyecto de este carácter?

Me lo propuso el director de la obra, porque mi papel es el de un duque florentino del siglo XIX, muy enérgico y estrambótico, y él creyó que yo encajaba en el papel. Cuando me dijeron que era zarzuela, me sonó muy raro, pero como quiero hacer cosas diferentes a las que ya he hecho, porque estoy muy cansado ya, este proyecto era fantástico para eso. No me apetece que asocien mi imagen o mi nombre a la comedia exclusivamente.

Son dos obras angarzadas en un sólo espectáculo, donde se da una continuidad entre los personajes a modo de backstage. ¿Cómo te veremos sobre el escenario?

Son dos obras distintas, de diferentes autores, aunque coetáneas. El director las ha unido dramáticamente para que 'El estreno de un artista' tenga una continuidad en 'Gloria y peluca' y, aunque en la segunda mi personaje no salía, el director ha buscado la fórmula de que se produzca esta continuidad.

¿Cómo defines a este personaje?

Es el Gran Duque de la corte, la persona a la que todo el mundo hace la pelota. Pero este hombre sólo tiene una pasión, la música, y en su corte tiene toda una orquesta para él. Lo que no sabe es que en esa orquesta hay muchísimas intrigas en torno a la prima donna.

Además de la pasión por la música, ¿en qué rasgos de tu personaje te reconoces?

Mi personaje es como un dibujo animado, con una pose y un estilismo decadente e histriónico y, en el fondo, en eso se aleja mucho de mí. También es un seductor y está pensado todo el rato en conquistar a las chicas, aunque creo que esto es algo bastante común en todos los hombres.

¿Qué tienes tu de seductor?

En mis ratos libres (Risas), aunque ahora ya se me ha paso un poco porque tengo novia. Me gusta seducir, como a todo el mundo, y también me gusta ser seducido. Me lo estoy pasando muy bien, porque la seducción de la obra es un juego con todas las letras. En esta obra se juega y se juega de una forma que se ha perdido.

¿Cómo ha reaccionado el público al verte en un personaje tan diferente al que está acostumbrado?

Yo creo que más de la mitad de las personas que vienen a la Zarzuela ni me reconoce, porque viene mucha gente mayor y no creo que sea el tipo público que me seguía en mis hazañas en Buenafuente. El público que me reconoce tendrá que acostumbrarse, espero que dejen de asociarme con el Neng, porque hace ya cinco años que aparqué este personaje.

¿Es 'el Neng' un lastre para tu carrera?

El Neng me ha determinado a la hora de que me diesen muchos papeles. Yo he ido a un casting y hacerlo bien, y que la directora de casting me felicitase, pero que no me diesen el papel por la imagen que arrastraba.

¿Le debes algo al personaje?

He pensado en ello varias veces. Hubo un momento que me ofrecieron Los hombres de Paco, Aída y Aquí no hay quien viva y lo rechacé porque en ese momento estaba haciendo el Neng. A veces pienso que si hubiese hecho otras cosas me hubiese ido de forma totalmente distinta, quizá a mejor. Lo cierto es que no ha pasado y ahora soy feliz con lo que tengo, es muy peliculero imaginar cómo te habría ido la vida de haber hecho tal o cual cosa. He hecho lo que he hecho y no me arrepiento de nada. Ahora solo me queda trabajar un montón para quitarme la etiqueta.

¿Echas de menos la televisión? Tu último programa fue Lo que diga la rubia.

Pero eso fue hace bastante tiempo y no guardo buen recuerdo. Este verano he hecho una serie para la televisión catalana con Rosa María Sardá y Verónica Forqué y que se empezará a emitir en abril Se llama Divinas, tiene un reparto de lujo y, sobretodo, es algo diferente a lo que había hecho antes, porque lo estaba pidiendo a gritos. También me están ofreciendo otra obra en Barcelona.

Parece que estás lleno de proyectos, porque acabas de estrenar la última película de Ventura Pons, Mil Cretinos.

Es un papelito pequeño, pero bueno., hay que ir haciendo cosas, porque cuesta mucho abrirse un hueco cuando desapareces de la televisión. Estoy haciendo cosas pequeñas porque, de momento, es lo único que puedo hacer. De todas formas, si me ofrecen un programa de entretenimiento o de sketches, ahora mismo voy a decir que no.

¿Estás cansado de la comedia?

Llevo haciendo comedia 10 años y cualquiera puede cansarse.

¿Qué tipo de cosas te gustaría hacer a partir de ahora?

Cualquier cosa que me ofrezcan que no esté relacionada con lo que he hecho hasta ahora. Hay muchas cosas, teatro clásico y contemporáneo, musicales, series.

¿Con quién te gustaría compartir un escenario o un set de rodaje?

Tengo el anhelo de actual con Iván Massagué, que ahora actúa en la serie 'El Barco'. Es muy amigo mío, nos encantamos profesionalmente y tenemos muchas ganas de trabajar juntos, así que si no nos lo ofrecen, lo haremos nosotros por nuestra cuenta.

¿Te siguen recordando tu personaje de 'el Neng' por la calle?

Cada día.

¿Cómo lo llevas?

Ya ni me giro. La gente puede pensar 'qué mal rollo', pero es que ya no me apetece. Yo entiendo que a la gente le haga ilusión, pero yo lo he vivido durante muchos años. En su momento lo llevaba bien porque era 'el momento', pero ahora ya se ha pasado. Ahora lo único que puedo hacer es seguir trabajando para enseñar todo aquello que anhelo poder enseñar, mi parte dramática, hacer de malo, de cobardica, de llorón. Pero quiero apartar esa obsesión por hacer reír todo el tiempo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento