El Consejero de Medio Rural y Pesca, Aurelio Martín, ha asegurado este martes que "si desaparece o disminuye la ganadería, el riesgo de incendios de gran magnitud sería una realidad en Asturias" ya que, ha añadido, "el trabajo diario de los ganaderos contribuye de forma decisiva a la prevención de los incendios forestales, al mantener espacios abiertos y un mosaico de cortafuegos naturales que además enriquecen el paisaje y la biodiversidad".

Martín ha hecho estas declaraciones durante su intervención en la clausura de la jornada 'La gestión del fuego en los ecosistemas ganaderos', que hoy se ha celebrado en Oviedo, y en la que se ha debatido sobre los usos tradicionales de fuego en el medio rural asturiano, el papel del fuego en la gestión de espacios o el marco jurídico de este uso.

Asimismo, los expertos Graham Sullivan y Stéphane Gipouloux han explicado de qué manera se gestiona ésta herramienta en Escocia y Francia, respectivamene. Por último, se ha celebrado una mesa redonda con representantes de ganaderos y ecologistas.

El Consejero ha explicado que el fuego "ha formado parte desde hace siglos de los instrumentos de gestión del territorio, y ha contribuido a modelar los paisajes y los ecosistemas que estamos obligados a preservar". Ha asegurado que los ganaderos conocen bien su uso y que la propia Administración ha incorporado esta técnica a su trabajo en la gestión del territorio.

Respecto a la jornada, Martín indicó que de ella se obtendrá información y material que permitirá a la Consejería seguir trabajando para configurar un marco administrativo que permita mejorar el equilibrio entre el necesario uso del fuego como herramienta de gestión del territorio y la protección del arbolado y de los ecosistemas.

Así, el Consejero apostó por afinar los métodos de trabajo "para modular la respuesta en función de las diversas situaciones que se dan en nuestro territorio, ya que resulta evidente que no puede responderse igual a un fuego que ocasiona daños y riesgos en el arbolado que a otro que solo afecta a superficies de pasto".

En este sentido, añadió que en los incendios que afecten a superficies de pastos "debemos evitar una respuesta desproporcionada que pueda desarticular los sistemas de producción ganadera que gestionan ese territorio".

"Una respuesta inadecuada por nuestra parte puede producir efectos contrarios a los perseguidos si debilitamos el sistema ganadero que contribuye a la preservación de los montes y de los ecosistemas", sentenció Martín.

Consulta aquí más noticias de Asturias.