Colapso en la A-6
Un kilométrico atasco en la A-6, en las cercanías del madrileño pueblo de Torrelodones, donde la carretera ha sido cubierta por completo por la nieve y ha sido cortada al tráfico. Ismael Herrero / EFE

Después de la indignación y el enfado, los conductores que quedaron atrapados en la madrugada del sábado en la A-6 pueden pasar a la acción. Las asociaciones de automovilistas animan a los afectados a pedir una indemnización por las pérdidas económicas o los daños morales. "Todos los que quedaron atascados tienen derecho a reclamar la responsabilidad patrimonial de la Administración y, concretamente, del titular de la vía, es decir, Fomento", según el presidente de Automovilistas Europeos Asociados, Mario Arnaldo.

Para ello, en primer lugar, deben remitir una reclamación por escrito al Ministerio de Fomento (como titular de la vía) acreditando con pruebas la condición de afectado (fotografías, declaración de testigos, billetes de autobús o recibos de peajes). Si en el transcurso de un año, el Ministerio desestima o no atiende la petición, hay que acudir a los tribunales de lo contencioso-administrativo, presentado una copia de la reclamación acompañada de las pruebas. La demanda se puede presentar de forma individual o colectiva.

El precedente de la AP-1

Los automovilistas creen que hay muchas posibilidades de obtener la compensación. De hecho, hay un precedente: en 2006, un juez obligó a la concesionaria de la autopista AP-1 (Burgos) a indemnizar con 150 euros a los conductores que quedaron atrapados durante un temporal de nieve.

Los expertos sostienen que la responsabilidad es de Fomento como titular de la A-6 Mientras, continúa la pelea política. La Comunidad culpa a Fomento y a la delegada, Amparo Valcarce, mientras que el Gobierno se escuda en que «la nevada fue mayor de lo previsto» y que un autobús y un camión se cruzaron en la calzada. En un intento por zanjar la polémica, Valcarce envió ayer una carta al consejero madrileño de Interior, Francisco Granados, solicitando una «reunión urgente» para hablar sobre los «protocolos» en caso de nevada.

Por su parte, los expertos sostienen que la responsabilidad es de Fomento como titular de la A-6, y de la DGT como encargada del tráfico. En su opinión, las quitanieves llegaron tarde, cuando la carretera ya estaba helada, y se permitió que los coches siguieran entrando pese a que el atasco ya era kilométrico.

Nieva sobre mojado: los últimos atascazos

23 de febrero de 2005. La gran nevada. Madrid vivió su mayor temporal después de 20 años, con 10 cm de nieve en la capital y un centenar de vuelos cancelados en Barajas.

31 de enero de 2006. Accesos colapsados. La nieve provocó 150 kilómetros de atascos en los accesos de Madrid y retrasos de una hora en Cercanías.

9 de enero de 2009. Caos en todo el centro. Tras una tregua de tres años, la nevada cogió desprevenido a todo el centro peninsular: hubo 400 kilómetros de retenciones en las carreteras.

Diciembre de 2009. En plena hora punta. Los conductores estaban avisados de que nevaría en plena hora punta, pero aún así cogieron el coche. La A-5 sufrió los mayores atascos y decenas de miles de personas se quedaron colgadas en Barajas y en las estaciones de tren.

10 de enero de 2010. Un domingo blanco. La nieve cayó con fuerza, pero no hubo grandes problemas al ser domingo. Hubo atascos en las carreteras de la sierra y retrasos de 2 horas en Barajas.

Consulta aquí más noticias de Madrid.