Barack Obama y Felipe Calderón
Barack Obama y Felipe Calderón, en rueda de prensa. Jason Reed / REUTERS

El presidente de EE UU, Barack Obama, aseguró este jueves que el líder libio, Muamar el Gadafi, se encuentra "en el lado equivocado de la Historia" y afirmó que Estados Unidos estudia "toda una gama de opciones" para aplicar en Libia, aunque restó importancia a la posibilidad de una intervención militar.

EE UU estudia toda una gama de opciones para aplicar en Libia Obama habló en rueda de prensa junto al presidente de México, Felipe Calderón, y señaló que "lo que queremos es tener la capacidad de intervenir potencialmente rápido si la situación se deteriora" en la Libia de Gadafi.

Es por esta razón por la que EE UU ha enviado hacia Libia dos buques de guerra con unos 2.000 soldados, ya en el Mediterráneo, con la misión de ayudar en las operaciones humanitarias y de evacuación, según informó el Pentágono.

Ayuda humanitaria

Además, Obama anunció que ha autorizado el uso de aviones militares y civiles para el traslado a sus países de ciudadanos extranjeros que hayan huido de Libia. En ese sentido, ha dado instrucciones para el despliegue de asistencia humanitaria en la frontera con Libia, ante la huida de "decenas de miles de personas" de un país donde las autoridades reprimen la rebelión iniciada el pasado 17 de febrero.

De cara a la ayuda que puedan recibir los refugiados, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, celebró este jueves una conferencia por vía telefónica con agencias del organismo mundial y organizaciones regionales para coordinar la respuesta a la grave situación humanitaria en Libia y en las fronteras de sus países vecinos.

Todas las organizaciones instaron con urgencia a las autoridades libias a que abran el acceso a todo el país para determinar las necesidades humanitarias de la población y proporcionar la ayuda que se necesite, según explicó la ONU. También resaltó el aumento notable en las últimas 24 horas de las operaciones de asistencia a los refugiados que huyen del conflicto.