Cáncer de mama
Una mamografía para descubrir la presencia de un tumor.

Investigadores del Vall d'Hebron Instituto de Oncología (VHIO) han logrado desarrollar un nuevo fármaco que aumenta un 20% la supervivencia de pacientes con cáncer de mama y, además, presenta un perfil de toxicidad mejor que el de otros fármacos indicados en la quimioterapia.

La eribulina resulta más eficaz que los tratamientos actuales en cánceres de mama metastásicosEl estudio, que publica la revista The Lancet y ha sido encabezado por el responsable del programa de cáncer de mama del Hospital Vall d'Hebron, Javier Cortés, ha servido para demostrar la eficacia del medicamento, elaborado a partir de una esponja marina de origen animal, la 'Halichondria okadai'.

El fármaco, conocido con el nombre de 'eribulina', presenta resultados más eficaces que los tratamientos actuales en pacientes pretratadas con cánceres de mama metastásicos que ya han recibido terapia con anterioridad.

La 'eribulina' tiene la capacidad de bloquear la división celular y formar compuestos tóxicos que atacan a la célula tumoral, por lo que aumenta la efectividad en un 20% respecto a la actualidad.

EEUU ya lo aprobó en noviembre

El estudio clínico se ha realizado conjuntamente en centros de EE.UU., República Checa, Eslovaquia, Francia, Rusia, Bélgica, España e Inglaterra, entre otros, y está previsto que la Agencia Europea del Medicamento apruebe su comercialización a partir de este año —EE.UU. lo hizo en noviembre del año pasado—.

El fármaco está especialmente diseñado para tipos de cáncer de mama en estados avanzados que han provocado metástasis, si bien en la actualidad se diseñan estudios para conocer si la 'eribulina' es eficaz en tumores localizados.

España registra anualmente unos 24.000 nuevos casos de cáncer de mama, en un aumento progresivo de la incidencia, si bien las tasas de supervivencia mejoran por el descubrimiento de nuevos tratamientos más eficaces.