El ex conseller de Deportes y Juventud del Govern balear, Mateu Cañellas, se ha desvinculado de la gestión llevada a cabo por UM en el Ayuntamiento de Palma y de los hechos investigados en el marco de la Operación Picnic, que indaga la captación presuntamente irregular de militantes de UM con fondos públicos del Ayuntamiento de Palma, al ser interrogado durante más de tres horas dentro de este nuevo caso de supuesta corrupción, según han informado fuentes jurídicas a Europa Press.

Cañellas ha prestado declaración tras ser detenido esta mañana en su domicilio por orden del juez y ser conducido directamente a los Juzgados de Vía Alemania, donde ha sido de inmediato conducido a los calabozos a la espera de ser inquirido por el magistrado del Juzgado de Instrucción número 12, Francisco José Pérez, en funciones de guardia. En su comparecencia, el encausado ha llegado a asegurar haber sido "enemigo" de la actuación política llevada a cabo por los 'uemitas' de Palma.

El ex atleta, campeón de atletismo junior de Europa en 1991, ha manifestado incluso que su forma de actuar consistía en intentar que la actuación de UM a nivel político estuviese "desvinculada" de la gestión a través de las instituciones, por lo que en todo momento ha asegurado desconocer que la formación utilizase medios públicos para atraer simpatizantes.

En concreto, el arrestado, imputado asimismo en el caso Maquillaje, comenzó a declarar en torno a las 17.00 horas y finalizó su deposición a las 20.30, para ser trasladado de nuevo a los calabozos. También en ellos se encuentran detenidas la ex concejala de Medio Ambiente, ex teniente de alcaldesa y ex número 2 de UM en Palma, Cristina Cerdó, y la ex coordinadora de esta área y ex número 4 en las lista municipal de la formación en 2007, Paula Cortés.

Tras su comparecencia, han sido interrogadas dos funcionarias del Ayuntamiento de Palma, la primera como testigo y la segunda, Rosa María Llinàs, en calidad de imputada y para quien la Fiscalía ha anunciado que pedirá su sobreseimiento de esta causa. Tras ellas, el magistrado está interrogando a otro funcionario del Consistorio, Antoni Quetglas, a quien seguirá el empresario de transportes de Sóller Miquel Arbona, ambos como encausados.

Los cuatro han sido citados esta tarde por el magistrado a tenor de las declaraciones vertidas esta mañana. Mientras tanto, está previsto que después de todas las deposiciones los fiscales anticorrupción Pedro Horrach y Miguel Ángel Subirán anuncien si piden medidas cautelares contra Cerdó, Cortés y Cañellas.