Alrededor de 2.500 personas se han acercado al Museo de la Autonomía de Andalucía, dependiente del Centro de Estudios Andaluces, para celebrar la jornada festiva del 28 de febrero, Día de Andalucía. Entre las actividades que se han desarrollado en la programación especial destacan los talleres infantiles, los conciertos de la Fundación Barenboim Said, el espectáculo de flamenco accesible para personas sordas o los pases de animación en el interior del Museo.

Sin embargo, la principal novedad respecto a años anteriores ha sido la oportunidad de visitar la Casa de Blas Infante, reabierta el pasado mes de julio tras un importante proceso de restauración y rehabilitación, informan en un comunicado.

De esta forma, a lo largo de toda la jornada, más de 700 personas han accedido mediante visitas guiadas a la Casa que el Padre de la Patria Andaluza diseñó y en la que pasó sus últimos años de vida. Los jardines que la rodean también han tenido un papel protagonista, al acoger una divertida Gymkana con temática andaluza para niños y mayores.

Otras de las actividades que han contado con gran aceptación por parte del público ha sido la exposición temporal 'Tiempo de Transición: 1975-1982. La construcción de la democracia en España', una gran producción con la que se pretende rendir homenaje a la generación de españoles que, con su actitud y esfuerzo, hizo posible el cambio político y social; así como la muestra 'Blas Infante, un andaluz universal. 125 años', consistente en doce módulos de gran tamaño que repasan la trayectoria vital e intelectual del Padre de la Patria andaluza.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.