La dirección del hospital Povisa de Vigo ha anunciado este lunes al comité de empresa la imposibilidad de hacer frente al pago de las nóminas de febrero debido a la deuda que el Sergas mantiene con el centro médico, y que cifra en unos 12 millones de euros, "que pueden convertirse en 17 millones en unos días".

Según han confirmado a Europa Press fuentes de la empresa, en virtud del concierto con el Sergas —que está prorrogado mientras se negocia su renovación—, la Consellería de Sanidade debe aportar una provisión de fondos mensual de 5,3 millones de euros, que se hará efectiva a mes vencido, dentro de los tres primeros días de cada mes.

Las mismas fuentes han explicado que el Sergas no ha abonado la provisión correspondiente a enero, que debería haberse pagado dentro de los tres primeros días de febrero. Asimismo, han recordado que la administración autonómica también adeuda a Povisa casi 7 millones de euros correspondientes a la liquidación de 2010 y que, si tampoco paga la provisión de febrero, la deuda ascendería a principios de marzo a unos 17 millones de euros.

Por otra parte, los trabajadores han denunciado la situación y han advertido de que, con la renovación del convenio sin resolver, están "saturados ante un futuro incierto", al tiempo que han recordado que, aunque el Sergas no pague, "los empleados trabajan igualmente muy duro cada día".

Así, la delegada de CC.OO., Alicia González, ha confirmado que los trabajadores se concentrarán este martes frente a Povisa y anunciarán un calendario de movilizaciones en caso de que no se solucione este problema.

Explicación del sergas

Por su parte, el Sergas ha negado a Europa Press que mantenga esa deuda con el hospital y ha insistido en que cumple "escrupulosamente" con los pagos, que fueron "pactados" según un procedimiento reglado "hace 10 años".

Así, ha precisado que los abonos mensuales se hacen al centro médico "a mes vencido" y ha rechazado que se haya establecido un plazo concreto de los tres primeros días de cada mes. También ha puntualizado que la administración pública abona en esos pagos el 90 por ciento de la provisión, mientras que el 10 por ciento restante se liquida trimestralmente.

En ese sentido, el Sergas ha indicado que esa liquidación se hace previa presentación, por parte de la empresa, de la justificación de gastos "y Povisa tiene sin justificar el último trimestre". Asimismo, ha añadido que "liquidación trimestral suele cerrarse en marzo y aún no ha empezado el mes".

Fuentes de la Xunta han advertido de que la decisión de Povisa de suspender el pago de nóminas "nada tiene que ver" con el Sergas y han confirmado que la delegada territorial en Vigo, Lucía Molares, se reunirá este martes con el comité de empresa a petición de los propios trabajadores, para informarles de la situación.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.