Dos puertos de montaña de la red autonómica de carreteras de Cantabria se encuentran cerrados esta tarde al tráfico a causa de la nieve, mientras en otros cuatro es necesario el uso de cadenas para circular a causa de la nieve.

Según el último parte que facilita el servicio de carreteras del Gobierno Regional, pasadas las seis y media de la tarde se encontraban cerrados a la circulación los puertos de Lunada, en la CA-643 y Estacas de Trueba (CA-631).

Además, la nieve obliga al uso de cadenas para transitar por Palombera, en la CA-280, entre los kilómetros 22 al 30; Alto Campoo (CA-183) kilómetros 18 al 24; por la CA-281 (Puentenansa-Piedrasluengas), del kilómetro 20 al 35,5; y por el puerto de la Sía, en la CA-665, por nieve acumulada entre los puntos kilométricos 1 al 8,5.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.