Gadafi
Gadafi se dirige a los libios este 25 de febrero. AL JAZEERA

El líder libio, Muamar el Gadafi, ha afirmado en la primera entrevista con medios occidentales desde que comenzaron las revueltas que "mi gente me ama y moriría para protegerme".

Gadafi ha concedido una entrevista a tres periodistas, pertenecientes a la cadena estadounidense ABC, la BBC y el Sunday Times de Londres, respectivamente.

El líder libio se ha reído ante la pregunta de si abandonará Libia y ha dicho sentirse traicionado por los líderes mundiales que ahora piden su renuncia, según informa la BBC.

También ha acusado a las naciones occidentales de abandonar a Libia y de querer colonizar el país. El líder ha repetido argumentos ya citados en sus recientes discursos: que no puede renunciar porque no tiene ningún cargo oficial y que quienes se manifiestan en las calles en su contra lo hacen bajo el influjo de las drogas.

Diálogo con los rebeldes

Las declaraciones se han producido el mismo día en que la cadena Al Jazeera ha asegurado que Gadafi ha encargado al responsable de los servicios secretos en el exterior, Buzid Durda, que dialogue con los dirigentes rebeldes de la parte oriental del país.

Según un corresponsal de la cadena, Gadafi ha intentado abrir canales de contacto con los jefes de las tribus, pero éstos han rechazado negociar con él.

El 'número dos' de los servicios secretos que ha sido reemplazado es cuñado de Gadafi El canal afirma, citando fuentes de la oposición, que el todavía líder libio ha reemplazado al 'número dos' de los servicios secretos exteriores, el coronel Abdalá Senusi (que comandaba sus fuerzas leales y fue apartado este lunes del poder) por Mansur Dau El Qahsi.

Senusi, cuñado de Gadafi al estar casado con su hermana Safia, fue condenado en rebeldía a perpetuidad por su implicación en el derribo de un avión de Pan Am sobre la localidad escocesa de Lockerbie.

Precisamente este lunes un avión de las fuerzas aéreas libias fieles a Gadafi bombardeó un depósito de armas cerca del cuartel de Hania, en la región de Edjibiya, a unos 200 kilómetros al oeste de Bengasi, la segunda ciudad del país bajo control de los rebeldes.

Edjibiya es una ciudad costera entre Bengasi y Sirte, la ciudad natal de Gadafi todavía en poder de las fuerzas leales a éste, aunque se encuentra más cerca de la segunda urbe libia que de la localidad donde nació el líder libio, adonde el domingo fueron enviadas más tropas y milicias para su defensa.

En la zona comprendida entre Edjibiya y la frontera con Egipto fue donde se estrelló el 23 de febrero un avión militar libio Sukhoi 22 de las fuerzas fieles a Gadafi después de que su piloto y copiloto se lanzasen en paracaídas tras rechazar ejecutar las órdenes de bombardear Bengasi.

En la región de Edjibiya se encuentra un cuartel de la aviación militar libia, cuyos oficiales y soldados anunciaron hace unos días que se sumaban a los rebeldes.