Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han desmantelado un taller ilegal en Barcelona dedicado a desguazar motocicletas robadas con material valorado en 150.000 euros.

Las motos se desmontaban en piezas que eran utilizadas para realizar las reparaciones de los clientesTambién han detenido al propietario del local, según han informado fuentes policiales. En el taller se han recuperado 19 motocicletas robadas, 22 bastidores, nueve placas de matrícula y 10 documentaciones, además de numerosos chasis de motos recortados y números de bastidor recortados de los chasis.

La operación ha supuesto la localización de 60 motos robadas, la gran mayoría de tipo scooter y procedentes de robos cometidos en Barcelona y poblaciones del área metropolitana, constando algunas de ellas como sustraídas hace diez años, lo que lleva a los investigadores a pensar que el detenido venía desarrollando esta actividad desde hace años.

Por cada motocicleta robada, el propietario del taller pagaba unos 400 euros, y se desmontaban en piezas que eran utilizadas para realizar las reparaciones de los clientes que llevaban a reparar allí sus vehículos, la mayoría desconociendo la procedencia ilícita del material. El propietario del taller, Arturo B.M., de 43 años y vecino de Barcelona, fue arrestado y quedó en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial, mientras que otras dos personas más relacionadas con la actividad delictiva se encuentran en búsqueda.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.