La última campaña de seguridad vial realizada por Policía Foral entre el 21 y el 27 de febrero se ha saldado con un balance de 103 denuncias interpuestas por distintas distracciones al volante. De ellas, 76 fueron sanciones por el uso de teléfonos móviles y el resto por infracciones relacionadas con la normativa de tráfico y seguridad vial.

Esta campaña, ha explicado el Gobierno foral en un comunicado, se ha realizado siguiendo las acciones programadas por este cuerpo policial con el objetivo de reducir la siniestralidad en las carreteras. En total, se han llevado a cabo 174 controles y revisado 72.786 vehículos.

Los agentes que han formado parte de este dispositivo especial pertenecían a la división de Tráfico de las comisarías de Pamplona y Tudela. Principalmente han prestado especial atención al uso del móvil durante la conducción y de aparatos electrónicos, tales como el equipo de música o el navegador, que utilizados de forma incorrecta pueden suponer una distracción al volante y provocar con ello un accidente.

Consulta aquí más noticias de Navarra.