La presidenta del Partido Popular (PP) de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha presentado este lunes ante representantes de la sociedad aragonesa la Estrategia Aragón 2025, que recoge en siete líneas de acción las propuestas del PP para propiciar una "modernización integral" de la Comunidad, de manera que se convierta en "una de las regiones más avanzadas de Europa", capaz de dar origen "a un nuevo Nobel" como Santiago Ramón y Cajal.

La Estrategia Aragón 2025 del PP surge tras un proceso de dos años de trabajo en el que Rudi se ha reunido con agentes políticos, económicos, sociales y culturales de la Comunidad para conocer sus problemas y propuestas y elaborar unas líneas de acción a medio y largo plazo para la Comunidad.

En un acto celebrado en el Hotel Alfonso de Zaragoza, la candidata del PP a la Presidencia de Aragón ha indicado que esta Estrategia, que recoge 160 propuestas, no es el programa electoral sino que "va más allá" de las elecciones, fijando objetivos a medio plazo, a 15 años vista, y servirá como "base" para el programa.

La presidenta del PP-Aragón ha observado que los aragoneses ven las elecciones de mayo como una "oportunidad de rectificar el mal rumbo de nuestro país y de recuperar la senda de crecimiento y de prosperidad que hemos perdido", para regresar a un modelo basado en la "igualdad real de oportunidades, en el progreso económico y cultural, en la solidaridad entre territorios y generaciones, en la educación y la sanidad universales y en el apoyo a los que más lo necesitan".

Ante este objetivo, la capacidad de convocatoria del PP de Aragón "es cada vez mayor", ha apreciado Rudi, al apuntar que "esto nos obliga a no defraudar la confianza que se nos da y a redoblar esfuerzos para estar a la altura", para ser la alternativa y "ser mejor gobierno".

No obstante, ha descartado incidir en divisiones "entre nosotros y los otros" y ha abogado por "poner fin al sectarismo empobrecedor, porque los nuestros son todos los que quieran trabajar por el bien de Aragón". Así, ha advertido de que en el PP "no somos gente de trincheras, sino de plazas abiertas, y las únicas zanjas que tenemos intención de cavar son las que habrá que abrir para hacer de Aragón un territorio más fértil, mejor comunicado y más moderno: zanjas para unir y no para separar".

La Estrategia 2025 pretende aunar "voluntades" y no votos, ha recalcado Rudi, para explicar que su deseo es que los aragoneses "tomen las riendas de su destino" y sean los "protagonistas" de la recuperación y modernización integral de la Comunidad, con el liderazgo "moral" de unas instituciones capaces de avanzar y de hacer "más con menos".

Modernizar aragón

Luisa Fernanda Rudi ha recordado en su discurso en varias ocasiones las palabras de Santiago Ramón y Cajal, que expresa "perfectamente" el espíritu de la Estrategia 2025 y que dice "las naciones que producen a la antigua y gastan a la moderna terminan en la bancarrota".

A su parecer, esta frase transmite "con claridad" el origen de los problemas económicos y sociales que afectan a Aragón y al país, ya que "gastamos a la moderna, pero producimos a la antigua", al dejar "a medias" un proceso de modernización que comenzó hace 30 años, creando un Estado del bienestar "ambicioso", pero que es "un gigante con los pies de barro".

Rudi ha abogado por completar esa modernización sin derrochar recursos, ni rebajar "arbitrariamente nuestro nivel de protección social", sino defendiendo políticas que permitan mantener, fortalecer y hacer más justo y viable un sistema de bienestar moderno. "No queremos retroceder, queremos avanzar", ha insistido.

Este camino encuentra su fecha de llegada en el año 2025, el PP quiere que Aragón sea "una de las regiones más avanzadas de Europa, que alcance las metas más altas en educación, economía, cultura, ciencia y calidad de vida" y una Comunidad que sea "capaz de ser la referencia de España y Europa".

Siete palancas

La Estrategia 2025 se basa en siete palancas de cambio dirigidas a "movilizar todos los recursos y todos los talentos que ya tenemos" y, también, a captar otros nuevos para consumar la transformación de la Comunidad.

Los ejes de acción que deberán activar los aragoneses son 'una administración eficaz y ahorradora', 'infraestructuras modernas', 'una economía para salir reforzados de la crisis', 'educación para ganar el mañana', 'innovación en los sectores productivos', Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), energía y medio ambiente' y 'calidad de vida.

La primera palanca pretende que las administraciones públicas "vuelvan a ser instrumentos al servicio de los ciudadanos, y no al revés", eliminando duplicidades y trabas administrativas, simplificando al máximo los trámites, suprimiendo organismos prescindibles y ampliando la administración electrónica. Asimismo, Rudi ha avanzado que, si gobierna, reordenará la administración aragonesa y la comarcal.

El segundo eje, las infraestructuras, se dirige a estructurar y vertebrar el territorio, con mejores conexiones por ferrocarril y carreteras. Entre ellas, Rudi ha abogado por incentivar el ferrocarril Zaragoza-Teruel-Valencia, que "eche a andar el eje Cantábrico-Mediterráneo" y, en carreteras, crear una red circular mallada que enlace ciudades medias y propiciar las conexiones con ciudades cercanas de otras Comunidades, como Pamplona, Tudela, Soria, Cuenca, Tortosa o Francia.

En el ámbito económico, ha apuntado que "necesitamos una buena política económica que haga que Aragón salga fortalecida de la crisis, con dinamismo y creación de empleo". Entre las medidas propuestas, la elaboración de un plan de contención del gasto corriente para aumentar la capacidad inversora del Gobierno de Aragón, una Ley de Estabilidad Presupuestaria que limite el crecimiento del gasto público o reducir el impuesto de sucesiones y donaciones.

En cuarto lugar, el PP propone una Educación ligada a "dos conceptos básicos: calidad y libertad; libertad para elegir el centro educativo y máxima calidad en todos los centros, independientemente de cuál sea su modelo de gestión". Además, apoyar la igualdad de oportunidades, reorientar la formación profesional a la demanda y propiciar la internacionalización y movilidad en una universidad "de excelencia".

La quinta palanca incide en la innovación en sectores productivos, incluidos la agricultura, ganadería, turismo e investigación de última generación en materia militar; que debe relacionarse con la sexta línea de acción sobre las TIC, energía y medio ambiente. Por último, el PP desea convertir la calidad de vida de Aragón en un activo económico y social "clave", con una sociedad cohesionada y fuerte y con empleo y servicios de calidad.

Al futuro

Estos 160 puntos de la Estrategia 2025 se inspiran "en el mejor espíritu reformista de Joaquín Costa y Lucas Mallada, aunque puestos al día" para que Aragón "recupere confianza y autoestima" porque el PP no desea "un Aragón localista ni encerrado en su memoria, sino que se proyecte al futuro desde un pasado deslumbrante".

Este proceso modernizador se enmarcará en el Estado de las Autonomías, que ha sido "un éxito histórico", pero "como cualquier institución, es necesario que sea bien gestionado y que se adapte permanentemente a las circunstancias cambiantes", para "no convertirse en una carga insoportable" para los ciudadanos, garantizando siempre una relación equilibrada y eficiente "entre la diversidad y la unidad, entre la autonomía y la solidaridad, entre la diferencia y la cohesión".

Por último, Rudi ha animado a los aragoneses a reaccionar "vigorosamente" para que la Comunidad recupere su liderazgo trabajando con "sacrificio, rigor, austeridad y éxito", porque "no debería bastarnos con pretender ser una sociedad del conocimiento", sino que "deberíamos proponernos ser una sociedad de vanguardia a nivel europeo, una sociedad de calidad Nobel", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.