Los sindicatos de la Junta de Personal Funcionario de la Administración Autonómica (UGT, CCOO, Usipa, CSIF y CSI) acudaron hoy al Gobierno autonómico de pretender convertir en concurso de méritos para los jefes de negociado y de sección en un proceso encubierto de "libre designación", al incluir una entrevista y una memoria, elementos que suman casi el 25% de la nota. La "subjetividad" y "discrecionalidad" de estos procedimientos hace que los sindicatos los tachen de "nombramientos a dedo".

Fini Muñiz López (UGT), José Antonio Fernández Morán (CCOO), Juan Antonio Gavira (CSIF), Miguel Ángel González (CSI) y José Luis González (Usipa) fueron los representantes sindicales que han ofrecido este lunes una rueda de prensa para denunciar públicamente esta situación y anunciar movilizaciones, cuyo calendario se acordará próximamente.

La primera de ellas tendrá lugar el próximo viernes, ante el Edificio de Servicios Múltiples del Principado, a partir de las 12.30. Además, dos de las centrales (CSIF y Usipa) presentarán incidentes de ejecución de sentencia para parar esta situación, dado que según recordaron hay seis sentencias de los tribunales que impiden estos métodos, y a las que la Administración "está burlando".

Según explicó José Luis González, la memoria y las entrevistas contarán con cinco puntos, mientras que en el resto de aspectos (trabajado desarrollado, cursos, antigüedad, entre otras cuestiones), las diferencias de puntuación serán mínimas, por lo que "la obtención de la plaza se basará en este método, discrecional y subjetivo".

González explicó que las evaluaciones del procedimiento memoria-entrevista son "muy subjetivas". El funcionario debe presentar una memoria ante un tribunal, al que posteriormente se le dará una puntuación, para la que según los sindicatos no existen criterios concretos. El objetivo es, según González, "colocar a determinados funcionarios".

"sinvergüenza y mentiroso"

González (Usipa) acusó al director general de Función Pública, Daniel Álvarez Rodríguez "de mentiroso y sinvergüenza" al señalar que este nuevo método es más moderno y ágil.

En primer lugar, recordó que el procedimiento ya se aplicó en 1993 y se retiró "por la cantidad de reclamaciones que presentaban los trabajadores". "Ya lo hemos vivido y estamos quedamos. Le daban puntos a determinadas personas para que se quedasen con el puesto", criticó.

Además, explicó que antes "la secretaría general técnica establecida la certificación en la experiencia. Se puntuaba esa experiencia, si la tenías te ponían la nota, y sino pues puntuaba cero". "Sin embargo", continuó, "ahora el trabajador tiene que preparar unas memoria, y uno por uno tendrán que ir a explicar y desarrollar esa memoria". "Para un puesto, una comisión tendrá que estar escuchando a 50 o 70 personas defender si memoria. Hay que ser sinvergüenza y caradura para decir que esto es ágil", protestó.

En este sentido, Juan Antonio Gavira, adelantó que "tendrán que desfilar cerca de un millar de personas para hacer las entrevistas". Recordó que serán 350 puestos de jefatura de sección y otros 350 de negociado, a los que pueden concurrir todo el personal administrativo no docente ni estatutario. Estimaban hoy unas 4.200 personas.

Consulta aquí más noticias de Asturias.