El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, ha considerado que hay que ser "prudentes" ante la crisis desatada la semana pasada en CEOE-Cepyme Cantabria y confía en que la situación se resuelva en el seno de la patronal, a través de los órganos de esta institución.

"Lo deseable es que se dilucide en el marco de la propia CEOE", ha manifestado el regidor, que ha señalado que toda la sociedad coincide en que lo que ha ocurrido es "preocupante". "No es una buena noticia para el sector empresarial", ha añadido al respecto.

Por ello, de la Serna espera que los órganos de control de la CEOE y las auditorías acordadas por la Junta Directiva de la patronal "reflejen si son ciertas o no" las acusaciones del secretario, Yves Díaz de Villegas, contra el presidente, Miguel Mirones, al que acusó de "amañar concursos" y "desviar" la contratación de servicios recurriendo a la "creación de empresas propias".

Ante esta situación, y en respuesta a preguntas de los periodistas, el alcalde desea que "todo se aclare" y la CEOE "recobre la normalidad" que "necesitan los empresarios", más en la situación económica actual.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.