El diputado del grupo parlamentario 'popular' José Marí Olano ha destacado que el informe de fiscalización es "un ejemplo de la profesionalidad y del compromiso por la transparecencia, el rigor y la eficacia de la Sindicatura", por lo que el PP entiende que no hay que "enmendar nada" del informe, ni proponer al Síndic "que haga su trabajo de manera distinta a como lo hace".

Para Marí Olano, el informe correspondiente al ejercicio 2009 pone de relieve "cuál es la correcta gestión que realiza la Generalitat y dónde tiene que incidir" el Gobierno valenciano "para mejorar su gestión y hacerla más transparente, más eficaz y más eficiente".

Por su parte, el grupo parlamentario socialista proponía en su propuesta de resolución que la fiscalización del Síndic de Comptes, de cara a próximos informes, abarcara a todas las áreas significativas de empresas públicas como la Agencia Valenciana de Turismo y la Ciudad de las Artes y las Ciencias, entre otras.

Asimismo, solicitaba, tal y como ha explicado la diputada socialista Cristina Moreno, que se ampliara la revisión en los casos en los que la Sindictura ha detectado que la contratación administrativa "no ha sido precedida de la tramitación íntegra del expediente de contratación", y que se ampliara la revisión, "con detalle" de los expedientes en los casos en los que la Sindicatura ha encontrado "irregularidades de contratación de personal".

Además, planteaba que la Sindicatura modificara su plan de trabajo para 2011 y que su informe incluyera una fiscalización completa de los ingresos de la Generalitat relativos a Feria Valencia desde 1999, del cumplimiento del Plan de Austeridad y del cumplieiento anual del Plan Económico y Financiero de Reequilibrio 2010-2012 aprobado por el Ministerio de Economía y Hacienda. "Esperamos poco del PP, pero mucho de la Sindicatura y del propio Síndic", ha subrayado Moreno.

Compromís, por su parte, planteaba en su propuesta, que el informe de la Sindicatura diera a conocer los supuestos en los que se han detectado "insuficiencias administrativas", como retrasos en la información o documentación incompleta.

Del mismo modo, proponía que se realizara una fiscalización completa de las empresas que han cerrado 2009 con pérdidas, así como de los contratos menores y de las facturas de caja fija para detectar "irregularidades cometidas".

En opinión de la diputada de Compromís Mireia Mollà, el Síndic debe "pasar de ser un puro espectador" para "desarrollar toda las competencias que tiene a su alcance". Así, según Mollà, debe ser un organismo "con capacidad sancionadora" o, al menos, con facultad para "abrir expediente".

EUPV proponía que las Corts instaran a la Sindicatura de Comptes a realizar durante el ejercicio 2011 una auditoría de la Secretaría Autonómica de Autonomía Personal y Dependencia para conocer "la eficacia, eficiencia y económica" del programa presupuestario de ordenación de la dependencia y gestión de centros, servicios y prestaciones, así como de la consecuención de los objetivos marcados por la Ley de Dependencia.

También planteba una auditoría de la empresa pública Ciegsa ante "su falta de liquidez, el elevado volumen presupuestario a su cargo y la preocupación social por las carencias educativas que todavía quedan por cubrir en cuanto a instalaciones".

"descalificaciones" contra el síndic

Por otro lado, Marí Olano ha destacado que las "descalificaciones" que se han producido contra el Síndic de Comptes, Rafael Vicente, y "en extensión" contra la Sindicatura son "especialmente graves". Al respecto, ha señalado que "siempre se ha producido un cierto intento de utilizar a la Sindicatura como un arma en la batalla política".

Sin embargo, según el parlamentario 'popular', "este año se ha dado un paso más". "No es ya que yo diga lo que quiero que tú digas, sino que si no lo dices, te descalifico", ha señalado, y ha tildado de "inaceptable" esta postura.

La diputada socialista Cristina Moreno ha respondido a Marí Olano y ha indicado que la utilización de las instituciones "es la de aquellos que obligan a la instituciones a rectificarse a sí mismas". No obstante, el parlamentario del PP ha asegurado que ni el Gobierno valenciano ni el grupo parlamentario popular "ha obligado a nadie a rectificarse". Así, ha señalado que el Síndic "no se rectificó" y ha añadido que "llamarlo portavoz del gobierno", como según ha dicho hizo Moreno, "es una descalifcación inaceptable".

Consulta aquí más noticias de Valencia.