El consejero de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón, Gonzalo Arguilé, ha instado este lunes a los ganaderos del sector lácteo aragonés a que utilicen "herramientas sólidas y serias" para cobrar el importe que les adeuda Nueva Rumasa, que asciende hasta los dos millones de euros.

En declaraciones a los medios de comunicación en Zaragoza, Arguilé ha señalado que "es lógico que muestren hacia fuera", con protestas, que la empresas les debe este dinero, pero "con eso no se si cobrarán, creo que han de usar herramientas sólidas y serias para cobrar lo que se les debe".

Ha recordado que esta empresas no sólo debe dinero a los lecheros, también "a los que hacen los envases, a los transportistas, a los futbolistas, a todo el mundo, pueden hacer una manifestación los acreedores enorme".

Sin embargo, Arguilé ha mostrado su "alegría" porque "para el presente y el futuro ya está resuelto el problema, pero no con Rumasa claro", en relación a la aparición de una cooperativa cordobesa a la que los lecheros aragoneses venderán el producto a un precio dos céntimos superior al que pagaba Rumasa.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.